Marzo 04, 2007

La chica de la canción

Estaban todos menos la chica de la canción. Camareras infelices que nos broker regulados en mexico recuerdan, chicas que se quieren hacer notar; cuarentones lastimosos que mendigan atención, chavales imberbes que no saben que hacer; parejas que se aburren y buscan otras parejas para la simbiosis perfecta, amigos de siempre que no nos quisieron llamar; bellezas que saben y presumen, otras que, inseguras, amarran para no perder; borrachos y hermanos, los de siempre y nuevas sonrisas que los consiguen eclipsar... estaban todos menos la chica de que habla la canción, copla que altera el ánimo, que convoca a afectos y amores, que durante segundos - instantes - reduce el universo a su ausencia.

Escrito por Zol a las 01:45 AM | Comentarios (18)

Enero 11, 2007

Nueva intimidad

imagen en flickr

Si ya quedamos en que los círculos de amigos - esos seres con los que se cena, se va al cine, se habla del futuro - apenas era simbiosis social, componenda para no estar sólos, para evitar el silencio y el aburrimiento, aprensión mayor del hombre en proceso de maduración; si ya construimos los muros, cerramos las fronteras y activamos todas las cámaras, si cualquier extraño que se acerque tarda años en conseguir los papeles; si el mundo está vacío, dime, ¿quién eres tú?

Escrito por Zol a las 05:56 PM | Comentarios (41)

Diciembre 04, 2006

Calle de los flamencos

La calle de los flamencos permanece igual que hace años. Las mismas curvas traicioneras que temer por las noches, la rampa que te aleja del mar, idénticas casas de barrio alto que consiguen ponerte nervioso, que te miran haciéndote saber que estás fuera de sitio.

Pero la calle de los flamencos ya no dirige al mismo lugar, no desemboca en noches disfrutadas hasta el amanecer ni en la huida hacia delante. De su final han sido extirpados el deseo, las conquistas vividas a caballo entre el miedo y el frenesí, esa extraña forma de amar que sufren los eternos adolescentes.

Traslación y rotación de la geografía sentimental, tachones y nuevos descubrimientos que uno, ahora que mil obras nos rodean, debería anotar para dibujar su particular mapa de la ciudad.

Escrito por Zol a las 01:12 PM | Comentarios (24)

Noviembre 05, 2006

Eleftheria Arvanitaki - Complaint / Exile

Compartir una canción de la que entiendes poco - casi nada - para decir que estás vivo y que hay notas que aún te erizan la piel, que te producen un nudo en la garganta. No quiero descifrar su letra, ni descubrir los motivos por los que fue alumbrada ¿para qué, si ya es capaz de convocar las noches en que te creía perdida sin saber que la escucharía a tu lado?

Con ustedes, Eleftheria Arvanitaki cantando Parapono / I xenitia (Complaint / Exile)

Descargar la canción.

Escrito por Zol a las 03:01 PM | Comentarios (27)

Septiembre 28, 2006

Un extraño nerviosismo

Una excitación acelerada, una tensión invasora que ha burlado a la policía de todas mis aduanas. Apenas me deja leer, sus milicias han impuesto una hiperactividad absolutista que amenaza con derribar al actual régimen. Los intelectuales se encuentran desconcertados y no saben como reaccionar a las ráfagas de mensajes que - aunque toscos y zafios - irrumpen a cada instante en mi pensamiento. Ya han caído las primeras regiones, pronto impondrá su ley de ambiciones inacabables y competencia eterna al resto del país.

Tal es el poder de su propaganda - conoce tan bien los miedos y ambiciones secretas del plataforma de trading para opciones binarias pueblo - que nadie espera que sea capaz de derrotarlo. Por eso escribo esto, para que un día, si alguien vuelve la vista atrás, sepa que otra vida tuvo que sucumbir para que surgiese la mierda a la que se ha abrazado.

bombay

Escrito por Zol a las 11:06 PM | Comentarios (27)

Septiembre 01, 2006

Milán, Madrid, Chicago, París

Es la maldición de las ciudades medianas, de las presuntuosas urbes de provincias que se piensan imponentes e inabarcables. Creen - ellas, las propias ciudades con su alma vieja y su vanidad paleta - que nunca ya más serán como los poblachos de los que proceden las hormigas que las pueblan, métropolis en la que cada uno puede perderse, corromperse a voluntad, lejos de chismes y de ojos en cada ventana. Pero no, hay finitas calles y finito es el número de miradas que se cruzan, de bares en los que perder el control, de esquinas tras las que nos encontramos a alguien. Ay, alguien a quien tememos y deseamos encontrar, un jaque que no sabemos si dará ventaja o se cobrará la pieza, un reencuentro como un repentino viaje en el tiempo; traicionero, inesperado.

Esa es la maldición de estas ciudades de provincias, uno nunca puede perderse del todo, corromperse o santificarse en una nueva vida lejos de las miradas en cada ventana. No como en Milán, Madrid, Chicago o París donde el poeta buscó hasta encontrar. Les dejo con mi buen amigo Jay Jay Johanson.

Descargar: Milán, Madrid, Chicago, París.

Escrito por Zol a las 06:38 PM | Comentarios (18)

Agosto 11, 2006

El momento de la herejía

Antaño lo virtuoso era la fidelidad a los valores, a los credos, a la palabra dada. Permanecer a pesar de las tentaciones y los obstáculos. Hasta el final. No extraviarse por caminos fáciles, no caer en las "trampas de la vida", aquellas que enredaban a tantos, a quienes compadecíamos y condenábamos por igual.

Pero hoy somos animales heréticos, versados en el arte de traicionar y reinventarse, sabedores de que la fidelidad es la gran deslealtad, pues no hay verdad que al tiempo no esclavice ni divorcie del espíritu que la alumbró. Sólo una regla debe observarse, vigilar con atención el momento de la herejía pues ocurre - a veces - que la persona amada nos ve marchar hacia los brazos de quien hoy todavía es su enemigo.

Con ojos llorosos nos ven abrazar lo que juramos combatir, beber de la copa de la condenación, virar el rumbo hacia costas extrañas. Es entonces el día del divorcio y la pena, del nacimiento de un silencio y un juicio entre los dos, porque nadie soporta el brusco cambio de vida, no conocer al compañero amado, verle mudar de planeta. Justo allí a donde irá a parar si el miedo y la soledad no se lo impiden.

Escrito por Zol a las 12:15 PM | Comentarios (16)

Julio 12, 2006

Algo de que hablar

¿Y qué hacer cuando el confidente deja de esperarnos de contraseña en la madrugada, divorciado de revelaciones y secretos, asimilado a la cháchara estéril de los adultos? ¿Cómo reaccionar cuando el cómplice, secuaz de noches y días, ya sólo vive de recuerdos, empeñado en su nueva vida tibia y ordenada? ¿Cómo mirar al cuerpo de la amante joven cuando ya lo ha dado todo, cuando las caricias son conocidas, esperadas y los olores y sabores no aturden, anestesiados por conocidos?

Quizás acompañarlos en su viaje, arrastrados por la inercia de los amores que palidecen, porque buscar nuevos confidentes, amantes, cómplices nos hace sentir tan cansados. Y consumir cultura, consumir viajes, ropa, comidas, anécdotas que contar. Quizás así tengamos algo de que hablar.

Escrito por Zol a las 11:29 PM | Comentarios (42)

Junio 22, 2006

Seré un viejo insoportable

Insufrible, porque la vejez no será sino la liberación de todas las alianzas por las que uno, medroso, raciona las palabras y reprime las disputas. No seré pues anciano que mendigue los afectos, las llamadas, las visitas, no conservaré a mi lado más que a los incondicionales a fuerza de cinismo y despreocupación. Estaré sólo, tal vez, o acompañado por la única congoja de todos inversiones forex mexico los libros que no llegaré a leer.

Quedará, es inevitable, la predilección por quien hoy aprisiona mi dedo y me mira, mientras cada segundo que pasa se adueña de un trozo de eso que llaman corazón, del que jamás podremos expulsarle.

Escrito por Zol a las 09:38 PM | Comentarios (16)

Junio 01, 2006

Restas

Restas a quien un día comercia con tus palabras, no ya por el trueque, sino por la ganga que negocia. Descartas a quien nunca se acuerda, porque hay días para llamar y días para ser llamado. Sustraes al cercano a tu enemigo, al final quiere uno ser el preferido. Restas, descartas, disminuyes... la gente soberbia acaba tan sola.

Escrito por Zol a las 11:58 PM | Comentarios (26)