Main | Julio 2003 »

Junio 18, 2003

El barón rampante

Ha sido extraña mi relación con este libro, como desconcertante fue la decisión del barón. En su adolescencia eligió permancer en los árboles, sin volver a poner pie en tierra nunca más. Espíritu libre o loco incomprensible. El precio de no bajar a donde los demás viven y ella que se escapa, se va, se va...
Exiliado de los árboles, me queda en el recuerdo aquella vieja copla "...y que hiciésemos cabañas, en los árboles, en los árboles", libros y canciones se entrelazan y guiñan, o quizás sólo será que en mi mente los asocio, como enfrenta uno lo que fue y lo que desearía, lo que debió haber sido y lo que aún está por decidir.
En esta noche embotado por el alcohol, descansaría en una cabaña en la copa del mayor de los árboles, donde aún no hubiese llegado nadie y se guardasen intactos y puros los primeros deseos.



Árboles del barón rampante

Donde el silencio de la noche sería nuestro cómplice.

Escrito por Zol a las 02:41 PM | Comentarios (1) | TrackBack