« Octubre 2004 | Main | Diciembre 2004 »

Noviembre 25, 2004

Dos años despúes

Pasa el tiempo y este rincón permanece como sumidero de obsesiones, como bálsamo de locuras, punto de desencuentro para navegantes que, errados por un oráculo ciego, pasan como las novias por los escaparates. Dos años después se añoran los vecinos que encontramos, voces sinceras que habitaron cerca y marcharon sin saber uno muy bien por qué. Uno quisiera, ya que celebramos aniversario, juntar todas esas palabras al calor de una hoguera y hacer desaparecer la distancia, separación que mata el afecto y salva la máscara. Como pasa el tiempo...

Escrito por Zol a las 12:28 AM | Comentarios (14) | TrackBack

Noviembre 16, 2004

Ojos grandes, hombros desnudos

Y en la mirada una serenidad que incita a huir de la conversación pueril en la que la encuentro. Quieta, imperturbable, mientras alrededor giran en torno a ella vinos, risas, palabras que la quieren tocar.

Una vez conocí a una mujer de aquella ciudad, de esa forma clandestina y anónima que tienen estas cartas de acercarse a algunas soledades. Durante algunos instantes fantaseé con que eran suyos los ojos grandes, que no era sino a ella a quien pertenecían aquellos hombros desnudos. Quizás porque, como ocurrió con la chica del bar, su tristeza sería capaz de eclipsar la llegada del invierno.





Ojos grandes.

Escrito por Zol a las 08:22 PM | Comentarios (6) | TrackBack

Noviembre 07, 2004

La normalidad

Camuflada, invisible a los ojos, como el enemigo en la batalla, la normalidad ha conseguido rodearnos sin que pudiéramos hacer nada. Pero ahora ya no se puede soslayar, está aquí con su olor a día laborable, a ropa sucia tras una jornada de esclavitud y vacío. Es entonces cuando nos sabemos una pieza más en el engranaje, que se levanta y produce, la que se apaga como una cerilla que se consume. Intuyo que tras cada giro, tras cada nueva felicidad, la normalidad es capaz de aguardar su turno, sabedora de que podrá inundar de gris cada esquina del lienzo, triste y sabia anciana.

Escrito por Zol a las 10:26 PM | Comentarios (11) | TrackBack

Noviembre 01, 2004

María llena eres de gracia

María es la huida hacia delante, un no conformarse con los tiempos mezquinos que nos ha tocado vivir, un luchar como si de la rebeldía aún cupiera esperar la liberación. Su mirada recuerda a otra que uno apenas consigue olvidar a ratos, llena de insatisfacción y deseo, con la fuerza de quien se sabe cierto, con la tristeza de quien se aventura derrotado. María llena eres de gracia quizás alberga una esperanza que yo no he sabido ver, un mensaje oculto, una profecía sobre nuestras luchas y fracasos, acaso algo más de luz de la que uno es capaz de acoger en este comienzo del otoño.



Catalina Sandino

Catalina Sandino es María

Escrito por Zol a las 04:38 PM | Comentarios (0) | TrackBack