« Enero 2005 | Main | Marzo 2005 »

Febrero 26, 2005

Palabras como caricias

Me gustaría evocar palabras que besen, que abracen, que curen. Palabras como caricias que sanen heridas recientes y restauren orgullos perdidos, que alivien el sufrimiento y exorcicen, como si uno fuese un mago o un chamán, este nuevo miedo en que habitas. Frases que una vez dichas congreguen de nuevo la sonrisa y la luz de tus ojos, sonidos con una musicalidad nueva que te trajeran un poco de la alegría que, mientras dura el invierno, todos necesitamos para vivir.



Alegría necesaria como el aire que respiramos.


Escrito por Zol a las 12:21 AM | Comentarios (15) | TrackBack

Febrero 19, 2005

No debería ser así este viernes

No, no debería ser así este viernes, deshabitado de emociones y de intensidad, de voces que turben las aguas tranquilas, muertas. Alguien tendría que haberlo poblado, un antagonista que quebrase la paz de los cementerios, la aburrida quietud de estos días que se esfuman sin haberlos sufrido. Quisiera salir a la calle, cosechar rechazos y falsas esperanzas, amar a la mujer tras la barra, pensarte como cuando la vida no iba en serio.



Como cuando la vida no iba en serio.

Escrito por Zol a las 12:00 AM | Comentarios (24) | TrackBack

Febrero 15, 2005

Agotado

Todo el día escribiendo es lo que más me impide dedicarme a escribir.

Escrito por Zol a las 08:41 PM | Comentarios (7) | TrackBack

Febrero 06, 2005

Su nombre no aparece en Google

Ningún resultado satisfactorio. Nadie habla de ella, siquiera una mención en un listado de una asociación o un comentario en un foro. Como si se la hubiera tragado la tierra, desaparecida, inencontrable para quien fisgonea cada rincón de la red, ajena quizás a esta telaraña de mensajes y negocios.

Debería sentirme afortunado de su nombre atípico, con su apellido exótico e indecible, que me ahorra horas de visitas, miles de resultados. Suerte de no ser ella "Luisa Sánchez" o "María González" o cualquiera otra que se halle por millones en este mundo, metáfora irónica de la búsqueda de lo único e irrepetible.

Ella no está en Google y desde su retirada no he encontrado puente que me acerque a su mundo de excesos y tragedias, de intensidad y silencios. Sólo, amargas certezas de la vida, sé que ella no me está buscando, apareciendo como lo hago a un sólo click de distancia.

Escrito por Zol a las 09:57 PM | Comentarios (19) | TrackBack