« Diciembre 2005 | Main | Febrero 2006 »

Enero 22, 2006

Brokeback Mountain

¿Como añadir siquiera unas letras a una obra maestra? ¿Cómo anotarla, cómo escribir una elegía sin parecer necio y torpe a la vez?

Brokeback Mountain y el amor, el amor como un suceso, como una patria nueva al margen del resto del universo, donde crear y reconocer un idioma común. Brokeback Mountain y el amor como un imposible, como una nostalgia en la que todo esfuerzo no es sino deseo de regresar al paraíso del que hemos sido expulsados.

Cine del grande, no se la pierdan.

/2006/01/brokeback_mountain3.jpg

Escrito por Zol a las 11:15 PM | Comentarios (30)

Enero 19, 2006

Un sitio

¿Aún guardas un sitio en tu corazón sangrante? ¿alguna sombra que sobreviva a la ruina, a la devastación de imperios conquistadores y crueles? Quizás me haga falta y querría guardarme una última carta ¿sabes?. Porque eso son los refugios lóbregos, inciertos rincones apenas endulzados por una vieja canción que habrás olvidado y es normal. Normal porque en estos cobijos son muchos los extraviados que se detienen y acampan y cada uno tiene su canción ¿cómo recordar cada copla triste, cada mirada desesperada en la madrugada, cada lobo que muerde en el corazón y después se va?

No, no habrá sitio ni respuesta. Aunque a veces bastaría, alcanzaría con saber que hay un corazón sangrante en algún lugar donde caerse muerto.

noche en la ciudad

Aunque sólo fuese en algunas noches en la ciudad

Escrito por Zol a las 10:43 PM | Comentarios (19)

Enero 11, 2006

Bilonguis de Kiko Veneno

Tú y tú y tú y ya no hay luz....

Todo el mundo debe saber ya lo que pasó...

Solo te pido, por favor, llévatelo todo.
No me dejes tu personal bilonguis ni recibos de compasión. No me metas en la maleta trocitos de corazón...

Para ti esta copla del maestro Veneno, porque podrías haberte salvado del odio eterno si al día siguiente hubieses encontrado las palabras.

Kiko Veneno - Bilonguis

Escrito por Zol a las 10:30 PM | Comentarios (20)

Enero 07, 2006

La vida burguesa

Ninguna amante observa ahora mi fotografía, debatiéndose entre el amor y el odio, ni hay droga que me esté destruyendo con besos afilados. Hace tiempo que supe que ningún destino virtuoso me aguarda, que ningún alto ideal fundirá la nueva capa, más dura, de hielo. Mis ahorros (exiguos, mediocres) están a salvo del juego y casi siempre recuerdo lo que hice anoche, desterrados quedaron los errores (malditos y benditos) de mis cada vez más predecibles borracheras.

La vida burguesa se desliza suave, entre las sábanas calientes y las cenas y los museos, con el periódico del domingo y todas esas conversaciones estúpidas y triviales que tendremos sobre el mundo y la cultura, las películas y los viajes, pero ya cada vez menos de nosotros. Hasta los amores se disipan con sosiego, como el humo de los cigarrillos, sentados frente al mar.

Escrito por Zol a las 12:48 AM | Comentarios (22)