« No debería ser así este viernes |Portada| Hemos tomado cien cervezas »

Febrero 26, 2005

Palabras como caricias

Me gustaría evocar palabras que besen, que abracen, que curen. Palabras como caricias que sanen heridas recientes y restauren orgullos perdidos, que alivien el sufrimiento y exorcicen, como si uno fuese un mago o un chamán, este nuevo miedo en que habitas. Frases que una vez dichas congreguen de nuevo la sonrisa y la luz de tus ojos, sonidos con una musicalidad nueva que te trajeran un poco de la alegría que, mientras dura el invierno, todos necesitamos para vivir.



Alegría necesaria como el aire que respiramos.


Escrito por Zol a las Febrero 26, 2005 12:21 AM

Trackback Pings

TrackBack URL para esta entrada:
http://www.error500.net/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/548

Comentarios

Zol, veo que te tocó lo de F, muy lindas tus palabras, gracias, cumplieron el propósito, siento que de alguna manera fueron para mi!!

Un abrazote!!

Escrito por: Caro el Febrero 26, 2005 01:53 AM

Un día en un poema escribí "Verbos engendrando dichas" Eso es lo que tu pides en este post, palabras, vocablos que al captarlas los oídos iluminen el alma.

Un saludo

Escrito por: Trini el Febrero 26, 2005 05:19 PM

...y serán bien recibidas... miradas, palabras.... sonrisas...

Escrito por: Luna el Marzo 1, 2005 09:21 AM

Todos deseamos oir esas palabras, ver esos gestos, que te den calor. Esa mano que te tienden, ese hombro para llorar, ese pañuelo que enjugue tus lagrimas, el abrazo calido de unos brazos, una mirada, una sonrisa. Empezaremos dando todo eso, algo nos compensará.
Besos mil.

Escrito por: Rosa el Marzo 1, 2005 01:53 PM

Siento lo que ha pasado con mi comentario, no entraba y le di varias veces, porque me daba error, lo siento muchisimo, espero que los puedas borrar.
Rosa

Escrito por: rosa el Marzo 1, 2005 02:27 PM

> Postales como caricias
> Hace algún tiempo compré un librito de Taschen con 30 postales de Dali. Las estoy escribiendo con calma para los hijos que aún no he tenido, para algún día sentarme con ellos a hablar de amor, de surrealismo en los años 20, para reirme con ellos de las locuras que pensaba su papá. Voy por la mitad de mis cartas y no tengo afán. Simplemente y como dice Zol, quiero que mis postales sean caricias, besos, abrazos, luz para sus ojos.

Gracias Zol.
Gracias Carito.

Escrito por: F el Marzo 1, 2005 02:44 PM

Si encuentras esas palabras, mándame unas pocas que estos días ando también necesitándolas ;)

Precioso...

Escrito por: Isthar el Marzo 1, 2005 04:23 PM

Gracias a vosotros por vuestras palabras, que siempre consiguen a uno sentirse recompensado. Rosa, no te preocupes, todo borrado (esto suele funcionar muy muy lento).

Escrito por: Zol el Marzo 1, 2005 08:03 PM

Ahora prefiero los abrazos, los besos. Saborear el tiempo, el poco tiempo que tengo para ser tocada, en silencio.

Escrito por: Clarice el Marzo 2, 2005 07:25 AM

Vuestras palabras serán, a partir de hoy, para mi un nuevo Annapurna.


ANNAPURNA

Nos pasamos la vida escalando montañas. Todas ellas tienen diferentes dificultades en función de su altura, de quien decide escalarlas y de cómo se afronta la expedición. El mas pequeño de los relieves puede convertirse en un obstáculo insalvable para muchos y otros pueden saltar de un solo brinco la mas colosal de las cordilleras.
El caso es que, una vez llegados a la cima, siempre tendremos que descender para, involuntariamente, volver a encontrarnos con otra montaña.
Cuando de manera subrepticia me dijeron que me iba a morir, no me descubrieron nada nuevo. Incluso, como digo, ni siquiera me lo dijeron directamente, pero se adivinaba en lo transcendental del salón escogido, la congoja de una pobre doctora (Hernán Cortés involuntaria de una nueva tierra para mi) y en la luz que apenas llegaba a iluminar la mesa central de aquel recuerdo, ya medio perdido en el pasado. Me parece hoy que todo aquel escenario fue preparado con premeditación y también desde hoy entiendo la creación de aquella escenografía. No quisiera haberme visto en el pellejo de esa mujer en semejante trance.
Yo ya sabía que me iba a morir, para eso había nacido, de todas formas me parecía injusto no poder disfrutar mas de la vida, porque a pesar de estar marcado con la cinta de meta desde la salida, esperaba una etapa mas larga que me permitiera hacer algunas cosas que siempre quise hacer. Todavía yo era muy joven, mi amor era muy joven, mis ilusiones muy jóvenes y mi esperanza muy larga. Me costó mes y medio aceptar mi cierto destino, el mismo que yo ya sabía me esperaba, contradicciones del ser humano.
Después de tanto tiempo transcurrido, he descubierto que la cosa no era para tanto, a pesar de que así lo sentía yo en aquel momento.
Desde ese día empece a escalar una gran montaña. Voy ganando altura a base de remontar pequeños collados, lomas mas suaves y crestas abruptas, todas ellas dentro de la enormidad de mi pico. También resbalo y me caigo. No se si algún día acabaré por llegar arriba, a lo más alto, para poder descender y enfrentarme a otra aventura. Esta ya me está aburriendo un poco, pero es la mía, ni mas grande ni mas pequeña, ni mas difícil ni mas fácil, ni mas ni menos, la mía.
Sisa Pagma, Nanga Parbat, K2, Everest .... montañas enormes y cimas altísimas.
El día 3 de Junio de 1950, Maurice Herzog se convirtió en el primer hombre en alcanzar la cumbre de una montaña de mas de ocho mil metros. Con su compañero de escalada, Louis Lachenal, llegaron a lo mas alto del Annapurna. La epopeya de esta expedición está narrada por el propio Herzog en su libro ANNAPURNA, PRIMER 8000. Maurice dejó en el Annapurna mucho mas de lo que había pensado y se trajo mucho mas de lo que había llevado. Siempre he sido un enamorado de la literatura de alta montaña, supongo que por la envidia sana que tengo de esas personas capaces de enfrentarse a retos tan impresionantes.
La expedición del Club Alpino Francés liderada por Herzog penetró en un mundo desconocido. Como muestra, basta decir que ni siquiera sabían que montaña iban a escalar, ni donde podían encontrarla, no tenían mapas, ni la referencia de alguna expedición anterior, solo su afán de conquista y su pasión por la montaña. Decidirse entre el Dhaulagiri o el Annapurna, descubrirlas y acercarse a la que definitivamente escogieron para poder “atacarla”, les llevó mes y medio, justo lo mismo que yo tarde en hacer lo mismo. Retirarse del Annapurna tras haber conseguido su cima, en plena llegada de los monzones, les llevó otro tanto en tiempo y algunos dedos de las manos y los pies, dedos que yo también he ido perdiendo.
A veces me entretengo soñando que yo soy como Maurice Herzog, que entro en un mundo desconocido, que me enfrento a un gran reto sin mapas ni experiencias, que me acerco a él, que logro alcanzarlo y me retiro dolorido pero triunfador. Soñar es gratis.

En el ultimo renglón de la ultima pagina del libro de Maurice Herzog, él escribió:
“ ... una pagina se dobla ... Una nueva vida empieza. Hay otros Annapurna en la vida de los hombres.”

¿Cuál es tu Annapurna, hermana?, ¿Cómo te enfrentas a él?, ¿Sabes soñar?.

Rafael
28 de Febrero de 2005
A Rosa, mi hermana.

Escrito por: Rafael el Marzo 2, 2005 03:54 PM

Realmente necesaria, para todos los momentos de la vida como vos decis zol, para resistir los peores momentos, para tener esa expresion en la cara de la gente que no se marga con poco,y que te da esa sensacion de paz, para vivir de otra manera, en fin....Mas feliz. Besos.

Escrito por: Isis el Marzo 3, 2005 06:25 PM

esas palabras, sin duda, han salido de tu boca y de tu corazón a todos nos gustaría alguna vez tener palabras de caricias para acariciar a quien de verdad nos importa.

Escrito por: white el Marzo 13, 2005 08:54 AM

Refrescante,amable como lo que pretendes encontrar en películas, libros, encuentros con personas, fotografias... Produce placer leerte.
No se que más decir. Aunque a decir verdad me muero por expresar tantas cosas.Tengo que aprender a hacer esto que haces: escribir así es liberador, revolucionario y morboso.

Escrito por: flor el Abril 30, 2005 07:17 PM

yo necesito palabras de esas, si con mucho amor y q alivien mi amargo sufrimiento. Pero dónde estan?. Quiero un 1 kilo de ellas, quiero encontrarlas ya.

Escrito por: rita el Mayo 22, 2005 02:11 PM

ola...se que los q os kuent n tene nada k ver...pro keria k alwien m diese su opinion..
etuve un año en klase kn un xiko,repetidor,poko a poko m ice su mejor amiga y akab gustandm,yak al ablarm m ponia roja yn m salian bien las palabras...yo pensab kyo a el tmb..una sensacion extraña.En tds los trabajs stabams juntos nos yamabms x tlfno oras y oras,kedabms etc..una relacion muy wena.Al año sgnte,el se fue a otra klase..y ya la relacion se fue perdiend..o kada vez aun peor..m nkantaba¡tuve una oportunidd..pro el djo k seria un royo duna noxe,kosa kyo n keria,y aora m arrepiento.Y aora no vivo x el..kada vez klo veo es impresionant,tan bien vestido y simpatiko.Y lok mas duele es kya n es lo d antes...¿Como pued acer para rekuperar la misma knfiana sin ser pesad ni nada x el stilo??y lo imposble...¿y para intentar volver a kojer esa oportunidad?cntstarm xfavoo,os dare las gracias!!!

Escrito por: marta el Noviembre 1, 2005 10:57 PM

Escribe un comentario




¿Recordarme?

(you may use HTML tags for style)