Noviembre 05, 2006

Eleftheria Arvanitaki - Complaint / Exile

Compartir una canción de la que entiendes poco - casi nada - para decir que estás vivo y que hay notas que aún te erizan la piel, que te producen un nudo en la garganta. No quiero descifrar su letra, ni descubrir los motivos por los que fue alumbrada ¿para qué, si ya es capaz de convocar las noches en que te creía perdida sin saber que la escucharía a tu lado?

Con ustedes, Eleftheria Arvanitaki cantando Parapono / I xenitia (Complaint / Exile)

Descargar la canción.

Escrito por Zol a las 03:01 PM | Comentarios (27)

Febrero 05, 2006

Canciones que consiguen que me pueda amar

He encontrado canciones que me devuelven el buen humor. Con ellas regresan la sonrisa, los pies comienzan a moverse y no me importa que me vean canturreando y gesticulando mientras conduzco hacia el trabajo o parado en el semáforo. Cuando suenan me olvido de citas importantes, de la tiranía de la efectividad y el reloj y me quedo aparcado unos minutos más para regocijarme en ellas, cantándomelas una y otra vez. No debería contarlo - casi siempre soy celoso de mis placeres privados - pero no puedo dejar de escuchar Love me like you de los The Magic Numbers.

Escrito por Zol a las 03:22 PM | Comentarios (37)

Enero 11, 2006

Bilonguis de Kiko Veneno

Tú y tú y tú y ya no hay luz....

Todo el mundo debe saber ya lo que pasó...

Solo te pido, por favor, llévatelo todo.
No me dejes tu personal bilonguis ni recibos de compasión. No me metas en la maleta trocitos de corazón...

Para ti esta copla del maestro Veneno, porque podrías haberte salvado del odio eterno si al día siguiente hubieses encontrado las palabras.

Kiko Veneno - Bilonguis

Escrito por Zol a las 10:30 PM | Comentarios (20)

Noviembre 10, 2005

La canción del día que naciste

La canción del día que naciste tenía un comienzo triste. Apenas unos acordes de guitarra que hacían presagiar que no habría romances ni un falso maquillaje de afectividad; sólo unos segundos y llega la batería, otra guitarra. La voz afligida, lúgrube a fuerza de lucidez, conocedora de la sensación más vacía.

El día que tú naciste recordé que es tan fácil acabar sintiéndose abandonado, una isla rodeada de extraños incapaces de encontrar la palabra adecuada, una moribunda en medio de la fiesta. Y también supe del final de pactos y rituales, del delibitamiento de alianzas, como un personaje de Barnes atrapado por un convencimiento que le lleva directo a la desdicha.

No quisiera, mi niña, que te enredaras en esa canción, de gente desilusionada aferrada a botellas y dolor y sufrimiento. Quisiera cantarte nanas que convocasen dulces sueños mientras te mezo en mis brazos. Pero estás lejos y escuchar la canción del día que naciste me ayuda a soportar que sólo seré un personaje muy secundario en tu vida.

Con todos ustedes, Radiohead - Let down

Escrito por Zol a las 10:26 PM | Comentarios (17)

Octubre 13, 2005

Far Away. Jay Jay Johansson

Hay canciones para una tarde lluviosa y plomiza, para sobrevivir en el atasco de cada día y poner letra a ese otro atasco que nos lleva, juntos o ya abandonados.

Far away, lejos queda cuando el amor estaba aquí para quedarse, ahora se ha ido y ya da igual lo que digamos.

La canción, aquí para descarga, y no, no sólo comparto canciones tristes y lúcidas: And so it is, We can go for a walk.

Escrito por Zol a las 09:03 PM | Comentarios (20)

Agosto 15, 2005

Como una canción de Antony and the Jonsons

Preguntas que se esconde detrás de los silencios, tras el gesto fruncido y la mirada perdida. Interrogas, exiges, imploras una llave, una invitación a las sótanos donde encender la luz y averiguar, como en los libros de misterio que leíamos cuando eramos adolescentes.

Pero allí no queda casi nada, apenas cierta melancolía olvidada, una especie de tristeza, de derrota, que siquiera uno se anima a rescatar. Como cuando Antony and the Jhonsons canta "hope there's someone" o "what can I do".

Escrito por Zol a las 10:09 AM | Comentarios (6) | TrackBack

Abril 08, 2005

We can go for a walk

Regalar una canción, para llegar más lejos que a donde llegan mis palabras, como si se pudiese compartir una emoción o un estado del alma. Ésta de hoy tuvo su espacio y su tiempo, incluso pudo llegar a ser mi canción y quien sabe si volverá a serlo. Lo mejor de algunas personas y de algunas experiencias pasadas son, sin duda, las canciones que dejaron. Sin más, les dejo con Love of Lesbian y su Life on cinemascope.

Descarga.

Escrito por Zol a las 12:01 AM | Comentarios (11) | TrackBack

Enero 23, 2005

And so it is

Hay canciones que llegan tarde. Quizás no es culpa suya, sino que a la persona a la que iban destinadas o el momento que les tocaba alumbrar forman ya parte del pasado, desaparecidos en la gran ciudad. Es por eso que cuando encontramos las palabras, el tono, cierta forma de decir las cosas, siente uno nostalgia de quien, un día, expulsamos de nuestro lado, como si ya hubiesemos encontrado el ungüento para librarnos de la maldición que desde entonces nos persigue.

And so it is
Just like you said it would be

Justo como tu dijiste que iba a pasar, como las vidas a las que nos abrazamos aunque sepamos que no están destinadas a pertenecernos, y dejan, de pronto, de correspondernos.

La canción aparece al final de una película - Closer, film ocurrente y certero, de lo poco que se puede ver hoy día en un cine - acompañando a una mujer joven y hermosa, valiente y libre que camina desconsolada, sola, entre la multitud, sin él.

Nota. Dejo la canción aquí durante un tiempo, quizás unas semanas. Su título es "The Blower's Daughter" y es de Damien Rice.


Natile Portan en Closer

Natalie Portam es Alice.

Escrito por Zol a las 09:54 PM | Comentarios (123) | TrackBack

Septiembre 11, 2004

Ya no quedan canciones de el Último

No, ya no están, pero las que quedan, al oírlas, aún me transportan a aquél otro tiempo de la ceguera y los sentimientos a flor de piel. No, no habrá mas cosas que pasan ni se recordará que soy un accidente, aunque el mar te tenga y yo siempre te desee dulces sueños. Nadie tiene la culpa, ni siquiera quien insiste en sobrevivir, y cuyas canciones tienen ecos, fugaces matices que evocan a los aviones plateados y al llanto de pasión. Sería injusto cargar sobre las espaldas de otro el inevitable divorcio, destino forzoso cuando la memoria sentimental de aquellos años ya no es más presente, cuando uno ha mudado la piel y no permitiría por nada en el mundo dejar entrar a ninguna canción más en su juvenil canon, sagrado e íntimo. Emigramos y existe un momento en que se rompe con la patria antigua, con sus himos y su bandera, con el parnaso que eligimos en la adolescencia, tierra de la que, ahora lo sabemos, fuimos expulsados hace tiempo.

Escrito por Zol a las 09:55 AM | Comentarios (32) | TrackBack

Mayo 05, 2004

Las canciones de hace un año

Las canciones de hace un año se resisten a caer en el olvido. No quisieron ser la oveja que se ofrece en sacrifio, ni la página ya pasada de una lectura fácil y barata. Como una civilazión ancestral que guardase en sus leyendas el secreto de la sociedad perfecta y fraterna, estas coplas sobreviven a nuevas melodías, esas que hablan ya de otros tiempos, más felices y cercanos. Será por eso que en noches como esta, no consigo discernir si ya caducaron sus certezas, o si, por el contrario, aún son fuertes para proyectarse y reconfigurar esta estación en la que habito.

Escrito por Zol a las 03:28 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Febrero 03, 2004

Ateo

Cuando un ateo escucha las canciones con las que celebró su fe, aquellas que acompañaron al sacramento, que eran el sacramento, que aún hoy evocan el objeto que fuese de su adoración ¿qué debe sentir?. Las notas, los acordes y el pequeño desgarro de la voz que unió a devoto y divinidad, despiertan una realidad sumergida, un pasado que, instantes agridulces, se proyecta y se encarna en el escalofrío que recorre el cuerpo.

Pero, aunque Dios haya muerto, aunque apóstata al fin y al cabo ¿a quién consagra uno esos segundos de oración? ¿bendecirá alguien su estéril añoranza?. Sólo sé que, mientras las invisibles ondas arriban a este desterrado, se abre entre nosotros una distancia infinita, desierto que atravesar en busca de la tierra prometida.



Muse

Muse canta 'Thoughts of a dying atheist'

Escrito por Zol a las 12:50 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Enero 07, 2004

Un coche rápido (Fast car)

En la radio del bar canta Tracy Chapman, la voz negra, la guitarra dolida. En el centro del pub, un poco a la izquierda, como convocados por la nostalgia equivocada se saluda grupo de amigos. Tracy sigue deseando un billete a cualquier parte, puede que juntos lleguemos a algún sitio. En la tasca hay con quien ya no queda de qué hablar, como si dos extraños se esforzasen en disimular la distancia y la indiferencia. La serenata confiesa que cualquier paraje es mejor que quedarse parado, enganchado en la ciudad con sus mentiras y decepciones. Pero nosotros hace tiempo que vivimos atrapados y nuestras cárceles se encuentran tan distantes que ni el alcohol puede secuestrar la complicidad para rendirla a nosotros una vez más.

La voz de fondo duda de que el coche sea lo suficientemente veloz como para volar lejos, dejando atrás las luces de la metrópoli por la que no volveríamos la vista atrás. Cada uno vuela al abrazo que la vida, en indemnización por tanta pérdida, le regaló.



Tracy Chapman

Tracy Capman, Fast car.

Escrito por Zol a las 04:04 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 23, 2003

Examen

Como a casi a todo en la vida, llega uno tarde a "Tu rostro mañana", lo último de Marías. Pocas veces tanto talento ha estado tan al servicio de una obsesión (lo dicho y escuchado, el secreto, lo sabido, la palabras que nos configuran a todos y a nuestras relaciones, los oídos no tienen párpados, la narración como nuestra conexión a la realidad), en el que continúa acertando en su tarea de escrutador de vidas, de la condición humana.
Y también anda hoy por casa el viejo Silvio, que sobrevive proponiendo imposibles en su cita con ángeles. Aún despierta el recuerdo de otros tiempos el trovador, con sus versos de amor y justicia, como en aquella era en que creímos en lo distinto.
A veces tiene uno citas con el presente y el pasado, en el que lo dicho y lo callado se hayan presentes de una manera más real incluso que nosotros mismos, en el que la lealtad y el silencio tienen un valor ilimitado y que ponen a prueba, una vez más, la inmemorial soledad a la que estamos malditos.

Escrito por Zol a las 03:14 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 11, 2003

Un segundo para escuchar

Aunque hay muchos ruidos y voces que nos rodean, la música cercana es tan escasa como desmesurada la legión de vendedores empeñados en manosearla. Es por eso que esta noche quisiera que me dejaran a solas con Jay Jay Johanson, me sumergiría en una belleza triste que, de seguro, convocaría a Quique González y querer - soy un elemento complicado - hacer películas sin polis . No, no me rescataría La Buena Vida, ni sus Planetas, por más que se encuentre uno eclipsado y en fase creciente. Sólo lo haría, será porque una vez lo compartí, llega a un Oasis aunque vivamos ya en una nube diferente, o mejor aún, encerrarme hasta ver llegar a la KarmaPolice ahora que me cansé de correr delante tuya.



Foto de Jay Jay Johansonn

Pero primero, Jay Jay

Escrito por Zol a las 04:06 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Octubre 11, 2003

Cuando canta canciones tristes

Ella es de violencia y exceso, como si demasiadas emociones no pudiesen ser contenidas tras una piel pálida y unos ojos de fuego. Junto a ella, uno que le guía e inspira, toques de guitarra como susurros que orientan en un bosque oscuro. Otro, en cambio, sólo es escolta, percusión que presenta la necesaria eficacia que acompaña al brillo y el genio. Si el ritmo es intenso no se puede dejar de contemplarlos, flemáticos como las orillas del río a punto de desbordarse que se saben necesarias para contenerlo y encauzarlo, para acompañarlo y disfrutarlo.

Pero cuando ella canta baladas tristes, desaparecen. Cierta magia que sucede cuando una canción encuentra a su voz, cuando algo que uno lleva dentro encuentra su canción. Entonces, al descubrirla sola, uno aspira a escoltarla, acompañar su viaje con la eficacia necesaria, y puede que, ingenuo, llegar a guiarle e inspirar el hermoso quejido y el suave mecer de su cuerpo en el escenario.

La magia se termina, uno no sabe si por la mano que convoca a otra mayor o la tormenta que se desata en el escenario. Duerme la cuidad y en aquel local oscuro la música huele a jazz...

Foto de Anita Rowe, cantante de Hermanas Sister

Anita Rowe, de Hermanas Sister.

Escrito por Zol a las 02:27 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Septiembre 14, 2003

Podría ser mi canción

Suena una guitarra. Acordes sencillos entre la melancolía y una dulce alegría, transmiten placidez, desarman la agitación. Una voz de hombre, intimista pero con carácter.

WE CAN GO FOR A WALK,
DEEP BLUE HOLES FILLING ON MY FEARS
WE CAN GO TO THE THEATRE
COS I KNOW HOW IT ENDS THE SHOW
I READED SOME NEWSPAPERS SEARCHING FOR A GOOD MOVIE
AND FINALLY THOUGHT ABOUT WALKING THROUGH AN ENDLESS,
AVENUE

Ahora surge ella. Esta podría no ser mi canción, quizás se marche y no vuelva a saborearla, pero ella tiene la voz que se aparece en mis sueños. Al entrar se une a él, pero es al abandonarlo cuando te deja entrar a ese mundo mágico, la belleza, de la que es dueña y reparte, como tirana ante sus súbditos, minúsculos segundos de divinidad.

ME AND YOU THE WORLD COLLAPSED
IN PERFECT SIGHT
WHEN YOU DECIDE,
TO APPEAR ON SCREEN,
THE ONE THAT HANGS ON
A LIFE ON CINEMASCOPE

IS YOUR CHILD FREE? JUST OPEN UP THE DOOR
JUST TRY TO BEGIN WITH YOURSELF
IS YOUR MIND FREE?, JUST OPEN THE DOOR
JUST TRY TO BEGIN WITH YOURSELF

Algunas veces la vida es en Cinemascope. Brillo de esperanza, unión de dos quizás sea este fragmento musical. Pop al fin y al cabo. Música para la masa, hecha para poder ser tarareada tras dos o tres escuchas, no para ser mi canción ni la tuya.

ME AND YOU THE WORLD COLLAPSED
IN PERFECT SIGHT WHEN YOU DECIDE,
TO APPEAR ON SCREEN, THE ONE THAT HANGS ONE
A LIFE ON CINEMASCOPE

..pero el mundo se derrumba cuando decides aparecer en la pantalla, porque, a veces, la vida es en cinemascope.

Escrito por Zol a las 06:46 PM | Comentarios (0)

Agosto 14, 2003

Melomanía de una tarde cualquiera

Mi ordenador atesora mi vida entera, es el guardián mudo de una ciudadela de canciones, curioso repositorio donde la biografía propia está escrita en ese arte de combinar el sonido y el tiempo. Por eso hay tardes enteras en que me consagro a reescuchar esa banda sonora: como un trapecista emocional salto del ayer al hoy, del recuerdo de una mujer que fue algo en mi vida a la añoranza de otra, de una felicidad a una soledad. Quizás debiera renunciar a este acto de ascetismo - como si fuera un hombre consagrado a ello, deserto del mundo de los hombres y sus vanidades - y aceptar el natural curso de la inercia: la noche tenía aires de fiesta y alcohol, de belleza instantánea y nuevos mundos.

Pero es tan tranquilizante saber que uno sigue ahí, que por la magia de la red y el MP3 me encuentro repartido, distribuido, en muchos ordenadores y quizás alguien especial se esté recreando en un fragmento de mí. Lejos, muy lejos, estará en los árboles, tocando fondo andará toda su vida, no sabrá dejar de lado la vereda de la puerta de atrás, habrá conocido una mariposa tecknicolor, sabrá de la noche y de lady, despertará en una desnuda mañana, en algún momento habrá quedado Trying your luck, conocerá la mañana en Madrid y sobre todo, espero, tendrá un Buen día.

Arboleda

Alguna imagen siempre va con uno.


Escrito por Zol a las 06:34 PM | Comentarios (8)