« Las noches que tuvimos |Portada| El estilo »

Octubre 29, 2003

Adicciones

Hay ausencias que inmediatamente se señalan, con urgencia, como si en el laberinto que es uno, accediesen a un pasadizo secreto y privilegiado. Presencias ya cotidianas, invisibles para la rutina y sus ansias de excesos y acontecimientos, dejan un vacío singular, un no saber qué hacer con esta soledad, un querer estar cerca de la casa y el árbol. Uno desearía grabar estos instantes a fuego, decirle a quien seré mañana que custodie esta alhaja, que la salvaguarde de horarios y repeticiones, que sepa evitar este derroche de nostalgia.

Escrito por Zol a las Octubre 29, 2003 12:41 PM

Trackback Pings

TrackBack URL para esta entrada:
http://www.error500.net/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/454

Comentarios

Escribe un comentario




¿Recordarme?

(you may use HTML tags for style)