Agosto 11, 2006

El momento de la herejía

Antaño lo virtuoso era la fidelidad a los valores, a los credos, a la palabra dada. Permanecer a pesar de las tentaciones y los obstáculos. Hasta el final. No extraviarse por caminos fáciles, no caer en las "trampas de la vida", aquellas que enredaban a tantos, a quienes compadecíamos y condenábamos por igual.

Pero hoy somos animales heréticos, versados en el arte de traicionar y reinventarse, sabedores de que la fidelidad es la gran deslealtad, pues no hay verdad que al tiempo no esclavice ni divorcie del espíritu que la alumbró. Sólo una regla debe observarse, vigilar con atención el momento de la herejía pues ocurre - a veces - que la persona amada nos ve marchar hacia los brazos de quien hoy todavía es su enemigo.

Con ojos llorosos nos ven abrazar lo que juramos combatir, beber de la copa de la condenación, virar el rumbo hacia costas extrañas. Es entonces el día del divorcio y la pena, del nacimiento de un silencio y un juicio entre los dos, porque nadie soporta el brusco cambio de vida, no conocer al compañero amado, verle mudar de planeta. Justo allí a donde irá a parar si el miedo y la soledad no se lo impiden.

Escrito por Zol a las 12:15 PM | Comentarios (16)

Junio 22, 2006

Seré un viejo insoportable

Insufrible, porque la vejez no será sino la liberación de todas las alianzas por las que uno, medroso, raciona las palabras y reprime las disputas. No seré pues anciano que mendigue los afectos, las llamadas, las visitas, no conservaré a mi lado más que a los incondicionales a fuerza de cinismo y despreocupación. Estaré sólo, tal vez, o acompañado por la única congoja de todos los libros que no llegaré a leer.

Quedará, es inevitable, la predilección por quien hoy aprisiona mi dedo y me mira, mientras cada segundo que pasa se adueña de un trozo de eso que llaman corazón, del que jamás podremos expulsarle.

Escrito por Zol a las 09:38 PM | Comentarios (16)

Marzo 11, 2006

Decidí

Hace años, no tantos como para no verlo con claridad, elegí conservarme, mirar por mi mismo, la casa y el calor del hogar, la biografía templada, el diario los domingos por la mañana. Descarté la autodestrucción, la vida de las pasiones abrasadoras, del vértigo y la noche. Y es la nostalgia la dama por la que a veces busco hierbas de Asia, para habitar por instantes en el yo que debería ser pasto de las llamas, en la vida como una copa de vino y una cama rica, lejos, muy lejos, de esta vida burguesa de relojes que ya no tiene marcha atrás.

Decidí.. cantaba Extremo.

Escrito por Zol a las 05:17 PM | Comentarios (26)

Febrero 20, 2006

Correr y sudar

Correr, saltar, pero pronto, el tiempo es poco. Y en las pesas se esfuman vidas grises y lamentos por gritar. La voz que ordena no cesa de empujar, uno-dos-tres-cuatro. Calorías, deseos, tus recuerdos por quemar, por agostar en cada pedalada o en cada pesa que siempre debe ser mayor que la anterior, Sísifo subiendo a la montaña. Ocho-siete-seis-cinco, no hay oportunidad para el descanso ni para conversar, acaso miradas cómplices de quienes tienen otros demonios, diferentes pasiones que ahogar. Cuatro-tres-dos-uno, salimos del templo con la sensación de plenitud y el hambre de vida, como si hasta mañana ya no hubiera que pensar. La mente no es más que un juguete del cuerpo.

Escrito por Zol a las 10:52 AM | Comentarios (22)

Diciembre 18, 2005

Indigestión

Me han sentado mal ciertas soledades, un teléfono que no suena, cartas que no recibieron respuesta. Hacía tiempo que sufría de estas dispepsias, serán las fechas, propensas a la gula y los excesos, a buscar gente con la que repetir ritos anacrónicos; será el frío, inusitado y cruel, ante el que cada uno corre a cobijarse en el cuerpo más cercano.

Conviene ser juicioso con esta indigestión, que nubla la vista y agria los pensamientos. No creerle, no ceder a su tiranía cuando, como aquella mujer que agigantaba los detalles dolorosos, quiere que todos los afectos equilibren la balanza.

Noche en el bosque

Escrito por Zol a las 10:20 PM | Comentarios (16)

Diciembre 01, 2005

Locura

Iba a escribir algo, pero en esta noche todo es locura. Los muertos se disfrazan de vivos y los cuerpos que en sueños te acompañan, huyen con el alba dejando un deseo animal. Quizás hoy es mejor no mirar a locura a la cara, no dejarla escribir porque nada es real hasta que lo hemos relatado ni nada existe fuera de las palabras. Por eso, por eso mismo, nunca tuviste nombre...

Escrito por Zol a las 09:58 PM | Comentarios (25)

Agosto 31, 2005

Perdón extraviado

Estará en una de aquellas enseñanzas recibidas, hoy arrinconada en el recuerdo por sicaria de tanto engaño. O tal vez en un propósito de enmienda, inocente y quebradizo, que murió con la llegada del frío. En algún lugar estará el perdón que te debo y que nos haría tanto bien, ojalá recordara la senda que lleva hacia él, ojalá un mago negro apareciese y lo convocara.

Debo haberlo extraviado en un viaje o en un descuido; porque si no es así ¿cómo explicas que pague con castigo a quien me adora? ¿acaso comprendería alguien devolver inquina por cariños, indiferencia por adoración? Si no me hiciste daño, si nunca lo harías, ¿dónde puedo alcanzar para perdonarte, o siquiera a olvidar que renunciaras a mirar al mundo como hacías, a la frente alta y la inteligencia clara que nos hacía tan cómplices?





Escrito por Zol a las 08:05 PM | Comentarios (46)

Junio 16, 2005

Irascible

Irascible, arisco, irritable. Debe existir una palabra que me evita, un vocablo que refleje este estado del ánimo, este desencuentro íntimo.

Llega la soberbia con la vida adulta y uno no sabe dónde poner los arañazos afectivos ni alcanza a convivir con el otro, con el misterio inasible de una libertad ajena al propio dominio. La madurez no es sino el advenimiento de la insoportable vocación de dictador, déspota que monta en cólera en cuanto sus deseos no se ven cumplidos.

Quisiera echar al fuego esta esclavitud, despertar mañana libre de cualquier espíritu opresor, pero no sé si seré capaz de creer en los exorcismos del pasado.

Escrito por Zol a las 11:34 PM | Comentarios (14) | TrackBack

Abril 01, 2005

Cansancio

Noche tras noche me he plantado delante de la pantalla y no hay más que cansancio. Debe existir alguna manera de desterrar estas nuevas tiranías y volver a las interminables y tediosas tardes de verano, de calor y deseo contenido, las de estar con uno mismo y no con este alienado hombre moderno.

Escrito por Zol a las 11:09 PM | Comentarios (11) | TrackBack

Febrero 19, 2005

No debería ser así este viernes

No, no debería ser así este viernes, deshabitado de emociones y de intensidad, de voces que turben las aguas tranquilas, muertas. Alguien tendría que haberlo poblado, un antagonista que quebrase la paz de los cementerios, la aburrida quietud de estos días que se esfuman sin haberlos sufrido. Quisiera salir a la calle, cosechar rechazos y falsas esperanzas, amar a la mujer tras la barra, pensarte como cuando la vida no iba en serio.



Como cuando la vida no iba en serio.

Escrito por Zol a las 12:00 AM | Comentarios (24) | TrackBack

Febrero 15, 2005

Agotado

Todo el día escribiendo es lo que más me impide dedicarme a escribir.

Escrito por Zol a las 08:41 PM | Comentarios (7) | TrackBack

Enero 13, 2005

Paradoja

Ahora que temo al futuro, que lamento los trenes perdidos que llegarían sin mí a asilos añorados por no conocidos. Yo, que ya casi nunca me emborracho, ni me pierdo en la noche hasta el amanecer persiguiendo sueños de cama. Extraño cambio de año en que los niños siempre me hablan de usted - los que aún son niños - y, amenazantes, se yerguen fente a mí las batallas cotidianas de todo el mundo. Ahora, yo, voy a declarar una guerra. Será tal vez como aquella otra de las armas masivas, en la que la doctrina aducida no fue sino cortina de humo. Habrá causas calladas, motivos ocultos por los que abandonar la patria en la que estoy instalado, por la que inventarme nuevos y peligrosos enemigos, quijotesco empeño en este año singular.

Escrito por Zol a las 09:32 PM | Comentarios (10) | TrackBack

Octubre 28, 2004

El mundo se está haciendo cada vez más pequeño

¿O tu no lo adviertes? ¿Acaso no ves como el mundo se está haciendo cada vez más pequeño, como el tamaño del universo va reduciéndose, como el número de planetas mengua sin cesar? Reducida, apocopada, la vida se puebla de especies estinguidas, de ausencias, de la terrible nostalgia de ella misma. En noches como esta uno quisiera emprender la reconquista de cuanto pobló este cosmos pero quizás ya es tarde. Y es que no quedan sino vestigios, cenizas, casi nada. Y a ellos nos aferrarnos con mezquindad, con el temor de un ejército en retirada, esclavos como juramos que nunca seríamos.

Escrito por Zol a las 08:27 PM | Comentarios (10) | TrackBack

Octubre 02, 2004

Cambios en las relaciones internacionales

El ministro desquiciado, arrastrado por la tristeza de la ciudad, se dirigió a la cumbre poblado de ensoñaciones y fantasías oscuras. Andaba rumiando su resquemor ante la nueva alianza, ante el pacto de dos naciones amigas y cercanas. Pensaba, con locura autodestructiva, en la construcción de un nuevo imperio, de un cambio en las relaciones internacionales. Hipnotizado por su propio delirio, lanzó sus armas sin declaración de guerra ni convención que salvara a los inocentes. Aún no sabe si reivindicará los atentados.

Escrito por Zol a las 10:19 PM | Comentarios (3) | TrackBack

Agosto 11, 2004

Malestar

¿Quién ha sembrado este fruto agrio, desapacible manjar sin fecha de caducidad? ¿podría llamar desencanto a esta eterna dialéctica entre la realidad y el deseo? ¿o es uno mismo, saboteador insospechado, quien dinamita la natural tendencia a la casa y el árbol?

Cuentan de uno que llegado al paraíso, no consiguió conciliarse con aquél cosmos benigno y en paz. Dicen que todo su rechazo no era sino búsqueda del camino de regreso a ciertos tormentos, a una patria en ruinas y solitaria, extraña economía de la perdición.

Escrito por Zol a las 10:21 PM | Comentarios (7) | TrackBack

Junio 21, 2004

Dos palabras

Apenas dos palabras, sólo dos en un interminable discurso, son capaces de devolverme a mi locura, como en el viaje de vuelta de un niño adoptado que, al fin, es rechazado. Un par términos, sin juramentos ni promesas, dos voces nada más, alcanzan para derribar la gran muralla que tanto costó construir, para, como en una de esas comedias inocentes y amables, deportarnos a un pasado a sabiendas que nos está vedado trocarlo por aquél que quisimos.

Tiene algo de literato, o quizás de hechicería el ser transformado por dos verbos, como si de un conjuro o fórmula secreta se tratase. Sólo que, al despertar en la cama vacía, intuye uno que se ha de nuevo se ha vuelto loco por nada, sortilegio efímero en eterno retorno.


Viejo andando

Viejo enemigo que se encuentra uno siempre por la calle.

Escrito por Zol a las 02:40 PM | Comentarios (7) | TrackBack

Junio 03, 2004

Metamorfosis

Ya no soy más el torpe que fui, apenas recuerdo el último yerro que me señaló. Los objetos dejaron de escaparse de mis manos como si la causa del sudor que las recubría hubiese al fin desaparecido; recuerdo ahora calles y cifras, avenidas y citas, talento al que ya había renunciado como se desiste de conquistar camas inalcanzables. Mi rostro, otrora marcado por las cicatrizes, ya no padece mi impericia en el afeitado. Por eso, quizás sólo por eso, hoy me he preguntado si la voz que decía amar cada tara, si la mano que acarició aquellas marcas, lograría reconocerme.





Futurodel que desertamos

Escrito por Zol a las 03:39 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Mayo 12, 2004

Este es un blog de paso

Este es un blog de paso. No es - nunca lo consiguió - verdadero punto de encuentro, hoguera alrededor de la que reunirnos y conversar. Y uno, torpe, no alcanza a construir un diálogo real, desorientado para acertar a responder los mensajes embotellados que llegan en los comentarios. Conocernos en la vida real, acudir a algún encuentro o tener una cita a ciegas ¿no sería acaso dilapidar ese poco de misterio, perder el pequeño juego que comenzamos de mostrar sin enseñar?

Este es un blog de paso, tal vez estéril e improductivo. Quizás sirva sólo para que desfilen, moribundas, las dos o tres obsesiones que pueblan mi vida.





Tiempo también de una pequeña mudanza

Escrito por Zol a las 03:11 PM | Comentarios (2)

Mayo 05, 2004

Las canciones de hace un año

Las canciones de hace un año se resisten a caer en el olvido. No quisieron ser la oveja que se ofrece en sacrifio, ni la página ya pasada de una lectura fácil y barata. Como una civilazión ancestral que guardase en sus leyendas el secreto de la sociedad perfecta y fraterna, estas coplas sobreviven a nuevas melodías, esas que hablan ya de otros tiempos, más felices y cercanos. Será por eso que en noches como esta, no consigo discernir si ya caducaron sus certezas, o si, por el contrario, aún son fuertes para proyectarse y reconfigurar esta estación en la que habito.

Escrito por Zol a las 03:28 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Abril 06, 2004

Enfermo

Ando desgastado, aquejado de productividad y eficiencia, como si de cada segundo dependiera la consecución de una meta imposible, inalcanzable por ser sólo puerta a un nuevo final más lejano e inaccesible. Este padecimiento me aleja de las letras, las amadas compañeras de noches y días, y de este otro mundo de seudónimos y cartas al que vuelvo en busca de un hueco estéril e ineficaz que me salve, como se regresa a los viejos amigos a pesar de todo.



Que sea sólo estación de tránsito

Escrito por Zol a las 03:03 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Marzo 14, 2004

Veneno

Demasiado veneno en mi interior. Ira, resentimiento, desprecio, indignación, repulsa, desesperación. Tomar partido casi siempre es enfrentarse, existen coyunturas que lo divorcian a uno de comprensiones y alianzas. Es preferible ser criticado por los manipuladores y mezquinos, que permancer inmaculado y neutral a sus inquisidores ojos. La virtud - triste paradoja - hoy no se refleja en cuantos te quieren, sino en la mezquindad de quienes te injurian y persiguen. Extraños tiempos en los que el estafador se nos presenta como víctima, el tirano que no oye a nadie llama al consenso, y los manipuladores, los siervos del poder, lanzan cortinas de humo.

Quizás este cianuro haya venido para quedarse, me coma por dentro, me consuma y me convierta en uno de esos alos que, en esta noche negra, desprecio sin mesura. Tal vez se trate de un ciclo que nos convoca de una manera trágica y definitiva a la edad de los dogmas y la ceguera, quién sabe.

Escrito por Zol a las 04:09 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Marzo 03, 2004

Evaluación

Se avecina un tiempo de inspección, de riguroso análisis, peritaje insobornable y concienzudo. Se tasarán algunas fechas de caducidad (de cuya existencia siempre se sospecha, como se temen las pérdidas y los jurados), se auditará cierta miopía, que se presume puede ser intencionada. En la estimación habrá interferencias, porque nadie, ni el juez más honesto, es libre de influencias y vestigios del pasado, de obsesiones que dirijan el entendimiento y sojuzguen la paz que tanto ha costado construir.

Quizás nada de eso ocurra y sean días en que sigamos viendo el tiempo pasar, convencidos como estamos de que todo va bien, sin tener prueba alguna de ello.

Escrito por Zol a las 03:12 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Febrero 11, 2004

Nubes

Una nube tenue, desapasionada, vulgar, ha envuelto a la luna que habitaba mis noches. Con inperceptible movimiento ha secuestrado de mis ojos su luz en la noche, la atracción de su hechizo, compañía cómplice ahora que viven tan lejos los amigos. O quizás sea que otra luna, de invisible oscuridad, ha trocado mi mirada en alucinación, espejismo que anticipa y promete desiertos, despertando hambre y sed de lo que no existe.

Escrito por Zol a las 03:41 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Febrero 03, 2004

Ateo

Cuando un ateo escucha las canciones con las que celebró su fe, aquellas que acompañaron al sacramento, que eran el sacramento, que aún hoy evocan el objeto que fuese de su adoración ¿qué debe sentir?. Las notas, los acordes y el pequeño desgarro de la voz que unió a devoto y divinidad, despiertan una realidad sumergida, un pasado que, instantes agridulces, se proyecta y se encarna en el escalofrío que recorre el cuerpo.

Pero, aunque Dios haya muerto, aunque apóstata al fin y al cabo ¿a quién consagra uno esos segundos de oración? ¿bendecirá alguien su estéril añoranza?. Sólo sé que, mientras las invisibles ondas arriban a este desterrado, se abre entre nosotros una distancia infinita, desierto que atravesar en busca de la tierra prometida.



Muse

Muse canta 'Thoughts of a dying atheist'

Escrito por Zol a las 12:50 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Enero 13, 2004

Pérdida

Como creyéndome invulnerable al peligro y al demonio que acecha en ella, la noche de invierno en la ciudad me arrastraba a las calles desiertas, al caminar solitario a través de su frío y su misterio. Hechizado por una seducción clandestina rechazaba comodidades y compañías, seguridades y conversación para internarme en callejuelas y avenidas, con el gélido silencio y la muda sonrisa y aquella voz interior que fue languideciendo.
El camino de ida era el de las ilusiones y los sueños, el de los proyectos; el de vuelta era de realidad y el vaho de mi aliento anticipándose atento.
Ya no camino por la noche en mi ciudad. Se acabaron los brazos en los bolsillos, el cuello de la ropa alzado que otorgaba un aire furtivo a mi expedición, prescribió la estación en que prefería las avenidas abiertas para que el viento me buscara en alguna parte. Y no sé si porque ya he llegado, si se terminó la senda y no quedan caminos de regreso.



Al espejo

Como mirarse al espejo, tras las rejas.

Escrito por Zol a las 03:46 PM | Comentarios (3) | TrackBack

Diciembre 02, 2003

Esta noche sólo...

...con el ritmo acelerado y la mente dispersa, con el insomnio que cada vez va ganando más terreno, con la conciencia confundida y los sueños muy dormidos, con exceso de tachones en el currículum, con la nostalgia enfurecida y tu recuerdo difuso, con un número de teléfono huérfano, en el que nadie me va a contestar, con vértigo de princesa prometida y cansancio domesticado, con sonrisa boba del que recibe una respuesta, con anhelo de tu intimidad y la soledad de tu ausencia, que no mata, aunque la hipérbole lo exija, aunque uno gaste nostalgia en noches como esta, las alegrías que el tiempo ha convocado a mi favor.

Escrito por Zol a las 03:09 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 30, 2003

El cuerpo, los años, ya sabes

O deberías saber. Porque ya no es la época aquella de cerrar los bares, de la omnipresencia en la noche, en salidas, fiestas, encuentros, edad que se transfigura sin que uno lo advierta. Creyendo que es uno quien la jubila, deja de encomendarse a Dionisos, rechaza el juego de la noche y la sensualidad, el embotamiento de los sentidos, el viaje de ida y vuelta a la realidad que producen ciertas bebidas. Renuncia, ya supo Miller que no existe justicia para acordar el precio, a ciertas camaraderías, rituales de la amistad que delatan las ausencias mucho más que cualquier culto de otras religiones y que acercan bienaventuranzas efímeras y voluptuosas.
Pretende uno ser el guía consciente de la propia vida, cuando ya supo el sabio que la mente no es más que un juguete del cuerpo, y este, hoy, mandó parar. Habrá que ingeniar algo para seducirlo y poder hacer, de vez en cuando, algún viaje en el tiempo.

Jack Daniel´s

Escrito por Zol a las 02:47 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 18, 2003

Escribir de noche

Sé que no, no debería porque las últimas no surgieron más que desvaríos y cegueras. Será que, como al poeta, el cansancio vulgar a veces le deja a uno el alma inservible. Pero existe cierto influjo de la Luna, ya se sabe que los lobos le aúllan, aunque sean esteparios, y anda uno intranquilo, sin saber muy bien dónde poner el desasosiego que se presentó a deshora, las dudas, esa imagen que costará extraditar, lo que dijimos sin pensar.
Seguro, existe en mi un paraje habitado de practicidad, sería más rentable buscar el sueño, alejarme de este papel de trovador electrónico, más apropiado para algún iluso que algunas noches necesita contarla para vivirla.

Escrito por Zol a las 03:06 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Octubre 31, 2003

El estilo

A veces es difícil mantener el estilo. Estas cartas que siempre habían sido de melancolía y pérdida no saben ser de la alegría y la esperanza, como si el diablo que nos dió las letras nos hubiera cobrado el gastarlas antes del amanecer. Por eso, y aunque uno es animal de hábitos, aparezco por casa sólo para recibir las visitas y leer lo que escriben. Y es que lo mejor de estas cartas son las anotaciones de esa gente lejana y querida que de vez en cuando descifra la correspondencia del soldado que ha perdido una nueva batalla. También regreso a espiar a los vecinos que viven a uno o dos enlaces de distancia y que, de vez en cuando, me presentan a alguien interesante con el que sentir el fugaz escalofrío de la complicidad.

Alegría bajo la lluvia

Ha cambiado la música de fondo.

Escrito por Zol a las 02:52 PM | Comentarios (2) | TrackBack

Octubre 29, 2003

Adicciones

Hay ausencias que inmediatamente se señalan, con urgencia, como si en el laberinto que es uno, accediesen a un pasadizo secreto y privilegiado. Presencias ya cotidianas, invisibles para la rutina y sus ansias de excesos y acontecimientos, dejan un vacío singular, un no saber qué hacer con esta soledad, un querer estar cerca de la casa y el árbol. Uno desearía grabar estos instantes a fuego, decirle a quien seré mañana que custodie esta alhaja, que la salvaguarde de horarios y repeticiones, que sepa evitar este derroche de nostalgia.

Escrito por Zol a las 12:41 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Octubre 23, 2003

Toda la gente

Por la noche la cena en la casa de los recién casados: vida adulta y buenos deseos. Mañana día de regalos y cine, crepúsculo que será de fiesta y licor, anticipo del sábado, también abarrotado de gente, citas, encuentros, planes para salir. Ocupar el tiempo, homo ludens que nos llaman algunos, compartir la risa y las bromas, alejar aquellas maldiciones generacionales que acechan en los puestos de trabajo, en la casa de los padres, en ciertos rincones del alma.

Pero en este derroche de recreo, en este paréntesis del fin de semana, cabe aún otra aclaración - y es que uno abusa del recurso - , una pausa, un perderme de todos para saberme perdido tras su pérdida.

Bacanal y vino

Bacanal y vino... no será para tanto.

Escrito por Zol a las 04:00 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Octubre 07, 2003

Junto al éxito

Justo al lado, vecinos. Puedo oír sus fiestas, lamentar cuando tiene invitados - aunque nunca protesto, prudencia para evitar ser postergado - y despertarme sobresaltado las veces que llega ebrio, noctámbulo cuando yo no puedo. Algo debe fallar en mi cortejo, tal vez me sepa demasiado entregado como para invitarme o quizás que soy en exceso cargante y le aburro con mi perorata existencial y bloguera. Probablemente haya algo en mi aspecto, mi ropa, mi sonrisa que cosecha su rechazo - tantas veces lo he visto cogido del brazo de la altivez - pero aún no averigüé el qué.
Después de todo temo a que llame. Como buen vecino vendrá a pedir algo - un poco de sal, ¿me puedes regar las plantas? - un precio, una muestra de mi buena disposición a cambio de darme lo que ansío. Espero que tarde, no estoy seguro de mis deseos y que haya roto la cata en la que un día le pedí una princesa convertida en un dragón, el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón, un vellocino de oro para un reino, que Virgilio me llevara al infierno, ir hasta el cielo en un fríjol sembrado y ya. Ahora no sabría que hacer con todo eso.

Eleven A.M. de Hopper

Sin saber muy bien qué pedir


Escrito por Zol a las 08:04 PM | Comentarios (6)

Septiembre 24, 2003

Fuera

Fuera, a la salida de la mina, crece la hierba que en otoño, con las primeras lluvias, evoca la infancia con su olor, extraño cruce de sensaciones. Cuando de la excavación huye de noche, mientras conduce, la ciudad se presenta distante, vestida de lentejuelas y envuelta en un halo de misterio por las pocas nubes que la escoltan sin rozar, mujer difícil y hermosa, dama distinguida e infeliz.
Un minero no debería dejar de contemplar todo esto, pese a que la fatiga le cierre los ojos y los bancos no tengan corazón , aunque el otoño también envíe corrientes frías que se enzarzan en su torso para señalar, perverso, la ausencia de un abrazo.

Anna Mougaglis

Mujer difícil y hermosa, dama distinguida e infeliz.

Escrito por Zol a las 10:49 PM | Comentarios (9)

Septiembre 23, 2003

Derrotas y días

Con hiriente facilidad muda la suerte, y lo que cerca anduvo de conducirnos por la senda del prestigio, nos vence: camino de vuelta de expediciones y búsquedas estériles. Uno intuía lo extraño que era no volver a esta casa de anonimato y pequeños fracasos, como un hijo pródigo que preferiría seguir huido del hogar paterno, de su tibieza y su protección, de sus certezas.
Las derrotas encogen el ánimo, erosionan la vanidad que tantos sueños costó construir, lo hacen a uno más viejo y siembran el cansancio con el que hoy escribo.
Malherido, acudiré a ese lugar que los perdedores conocen y veneran, allí donde cada amargura es aliviada y se recibe la dosis necesaria, no se sabe aún si refugio ante la vida o es que es ella misma.



Fotografía de Paul Auster

Y el destino me regala "El libro de las ilusiones", ocasión para conocer a Paul Auster.

Escrito por Zol a las 07:24 PM | Comentarios (10)

Septiembre 17, 2003

Desazón

Uno cree que todo va encajando, que cada pieza se coloca en su sitio al final, como si el puzzle cobrara vida propia y le naciera una intelegencia que hasta hoy andaba ausente. Uno esperaba tener equilibrio, eso que llaman madurez - virtud por la cual sobrevivimos a la guerra de guerrillas, a los once de Septiembre, a las tardes de Domingo - andar exiliado de aquella locura de la adolescencia y su sueño errado. Sólo que hoy, Miércoles de ceniza, alguien ha cosechado mi apatía y mi cansancio, una lejanía de todo menos de mí, una suerte de preocupación sin objetivo, un no querer, una necesidad tiránica de expulsar los demonios. Quizás escribiendo.

Sin título. Pedro Salinas

Sin título. Pere Salinas (original en color)

Escrito por Zol a las 09:05 PM | Comentarios (9)

Julio 29, 2003

Contra si mismo

Poco es realmente lo que puede hacer contra uno mismo: rendirse y dejarse llevar por el discurso de los necios o, al contrario, encarcelarse en el propio criterio y defender la ciudadela a sangre y fuego. Pero en ninguno de los dos casos se sabe: como los años van llegando al cuerpo, así uno se abandona a la multitud y sus morales y estilos, casi sin elegirlo, percibiéndolo quizás en algún momento.
Sólo que de vez en cuando - noches malditas, viajes odiosos - quien fuimos vuelve y nos da una estocada, extirpadora, certera... dejándonos maltrechos pero vivos. Quién sabe si conseguiremos sobrevivirnos.

mujer con aros

Y su mirada mientras tanto...

Escrito por Zol a las 12:08 AM | Comentarios (5)

Julio 13, 2003

La medida

¿Quién sabe cual es la medida para el orgullo? ¿Acaso alguien conoce la relación perfecta entre libertad y lazos, amados lazos? ¿Dónde está escrito cuando debemos olvidar? ¿Cuál era el sabio que descubrió lo que hay que decir y lo que callar? ¿A qué distancia se puede estar a veces para estar unido siempre? ¿En qué libro, sagrado o profano, podré encontrar las palabras? Tarde de domingo con preguntas y calma chicha. Aunque la mar esté tranquila e invitando a zarpar, anclado en el puerto puede uno dedicarse al necesario trabajo de soñar despierto.

Escrito por Zol a las 09:13 PM | Comentarios (0) | TrackBack