« Pobre niño invisible |Portada| La canción del día que naciste »

Octubre 31, 2005

Paseo nocturno

La invité a subir en mi coche casi sin querer, su débil oposición me hizo insistir y así representamos el teatro de que en verdad era voluntad mía ser su chófer por una noche. Debería haber adivinado su verborrea infatigable, su tempo de conversación juvenil y apresurado que me dejaron mudo, demostrando que uno sólo acierta las palabras cuando mira hacia atrás.

Como envidié sus dogmas y su fe, su firmeza para creer más allá de los signos de los tiempos. Celos, eran celos porque ella bebía de una fuente, qué más da que sea real o inventada, de la que extraía toda suerte de ideales y proyectos, una variable que lo configuraba todo, que da sentido y eclipsa todas las razones. Nostalgia también. Al contemplarse a uno mismo hace años, en los días felices y extraños, como si Barnes se hubiese dignado a admitirme como personaje.

En estos viajes en el tiempo es conveniente no tocar, no cambiar nada de sitio. Sin opinar ni aconsejar, ni mucho menos explicar el pecado original a quien aún no ha sido expulsado del paraíso, mi acompañante permaneció en su época, con sus dogmas y su verborrea incansable hasta el fin del trayecto, yo me volví sólo a casa en un coche lleno de fantasmas.



Y lo que creímos que era la vida se disuelve...

Escrito por Zol a las Octubre 31, 2005 11:40 PM

Comentarios

De las fuentes de las que se bebe cuando uno es joven, por ejemplo, brota esa agua mágica que te hace ver la vida con desparpajo, con atrevimiento, sin temores...Todo es posible si bebes de esas aguas. Y arrasas con el desconcierto de los mayores, con sus inquietudes, con sus temblores sin que te tiemble el pulso. ¿Dónde estaban esas fuentes milagrosas? Ya solo sombras.

Escrito por: Alfredito el Noviembre 1, 2005 11:56 AM

Le invité a conocerme sin querer y me encontré medio atrapada.
Esta vez no era joven, ni habia bebido de ninguna fuente milagrosa.
Esta vez no hablaba demasiado y jugaba a gesticular con las manos.

Quizá esta vez acierte.

Escrito por: Ella el Noviembre 1, 2005 02:02 PM

Curiosidad, ahora convertida en...Dejé que me conociesen cuando sólo pretendía eso.Pero las miradas perdidas, los gestos raros...Acertaré o no, quizás la suerte me sonria.

Muy significativo, enhorabuena.

Escrito por: Natalia el Noviembre 1, 2005 03:11 PM

HA SIDO SORPRENDENTE LEER ESTO..... HE DE DECIR QUE ME ENCANTARIA PODER CHARLAR CON EL AUTOR DE ESTAS INIMAGINABLES LINEAS SERIA MUY AGRDABLE QUE MIS OIDOS SEDIENTOS DE PALABRAS ESCUCHEN A ALGUIEN QUE TIENE TANTAS COSAS QUE DECIR!

Escrito por: yareli el Noviembre 1, 2005 11:29 PM

Es maravilloso lo que haces... yo insisto...

Escrito por: Lavetith el Noviembre 2, 2005 01:41 AM

A veces sospecho que la realidad siempre nos traiciona. ¿No será mejor no darle tiempo y traicionarla antes a ella???

Besos sin dogmas.

Escrito por: DudaDesnuda el Noviembre 2, 2005 01:14 PM

Es casi mejor saber qué hay de real y qué de ficticio... no desatender los sueños que necesitan algo más de fe, pero tampoco sentir celos por quien beba de una fuente que haga más sólidas creencias que quedan desprovistas de toda razón...

Escrito por: Rocío el Noviembre 2, 2005 08:09 PM

pd: la verda que hubiera sido poco inteligente subir a tu coche y no parar de hablar... quedarse en silencio mientras tu hables tiene que ser un verdadero placer... (chica-torpe) jeje

Un saludillo Zol!!! ;)

Escrito por: Rocío el Noviembre 2, 2005 08:13 PM

Muchas gracias por vuestra palabras... la verdad es que además le prometí una cosa que no he cumplido, pero esa es otra historia.

Escrito por: Zol el Noviembre 2, 2005 09:10 PM

¿Quién tiene la varita o pócima mágica, la potestad o la virtud para discernir entre la realidad o ficción de algo tan etéreo e intangible como son los pensamientos, las ideas, los sentimientos e incluso los deseos?. Yo no, os lo aseguro.
Saludos

Escrito por: Praseodimio el Noviembre 2, 2005 09:42 PM

"Ella bebía de una fuente..."
Supongo que con el paso del tiempo la fuente va manando menos pero nunca se seca del todo.

Escrito por: Gabi el Noviembre 3, 2005 09:16 AM

Me ha ocurrido en más de una ocasión, creo que puede pararle a muchos... pero es que... no sé que contestarte! que comentar? y no es por no poder decir, porque sabes abrir con tanta maestría temas para charlar horas y horas... Me encanta lo que escribes y cómo lo escribes.

Yo alargo partes de mi vida en una pecera... desde donde diviso el mundo a veces de reojo, a gustito me divierto creando mis dogmas, mis exvotos de veneración, dibujo sonrisas de más para las malas tempestades, rebordeo partes de mi corazón para que no se destruyan a la primera... Y aún así, siempre tengo q salir de la pecera para seguir creando mi mundo.

Escrito por: ery el Noviembre 3, 2005 09:22 PM

una história familiar... pero al revez.
:)

Escrito por: mariana el Noviembre 17, 2005 08:00 PM

Escribe un comentario




¿Recordarme?

(you may use HTML tags for style)