« Despertar de un sueño con tristeza |Portada| Demasiado animada para un Martes »

Mayo 21, 2004

La sonrisa de Sabrina

Sabrina y su sonrisa nívea, Sabrina y su dentadura proporcionada, armoniosa, perfecta. También están unos hoyuelos apenas esbozados y esos caracoles que se forman en su frente, reminiscencia de la niña traviesa y disparatada que debió ser Sabrina. Puedo imaginarla apasionada, ardiente en el amor, quizás por esa atracción que siempre me causaron la piel blanca, el brillo en los ojos. Se asemeja, ilusión del blanco y negro, a una actriz de los cincuenta, eterna secundaria obligada a ser cómica a la sombra de una estrella fatal y despampanante.

Ahí está Sabrina, mujer de la que me podría haber enamorado de chaveas en el instituto, con que sólo hubiésemos compartido unos novillos o un viaje fin de curso. Sé que debería añadir algo, no sé, descifrar el enigma, la historia tras la foto. Pero para ello ya hay otros más avezados que uno, que saben descubrir las máscaras con la que se disfraza el diablo. Yo preferí fantasear un poco, transfigurar, aunque la imaginación no es amiga de la verdad, la Sabrina que uno creyó conocer y no recuerda en que calabozó se extravió.




La foto completa

Escrito por Zol a las Mayo 21, 2004 03:27 PM

Trackback Pings

TrackBack URL para esta entrada:
http://www.error500.net/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/510

Comentarios

Escribe un comentario




¿Recordarme?