« Temas pendientes |Portada| Un segundo para escuchar »

Noviembre 08, 2003

Mi ciudad

En mi ciudad está todo, lo peor y lo mejor, como si fuese el libro definitivo que aún no me ha encontrado. En ella habitan la vida en la calle, los días de luz, las noches de verano, cierta forma de tentar a quienes la respiramos a encontrarnos y a buscarnos. Pequeño Edén de la gente sencilla que aún recuerda que no hay más urgente que un amigo y una copa de vino para compartir, rito sagrado de la amistad, cierta forma de decir las cosas.
En mi ciudad hay ciertos olores impagables, a mar que agoniza al alba, a atardeceres con jazmín, a mujer morena en la noche, con ojos oscuros que profetizan la perdición... y es que esta urbe es de los sentidos, como otras son de la razón (y a todas los poseídos de codicia quieren hacer del esclavismo del dinero, con su yugo de terciopelo y su savoir fair).
En ella también habita una raza despreciable, mezcla repugnante del peor catetismo de ciudad con cierto "kalorrismo" barriobajero que encarna todo lo mezquino, acomplejado y falto de estilo de esta metrópoli.
Y uno, que a veces ha sido ciudad de paso, quisiera que te quedaras aquí para habitarme, y que rompieses, sin tristeza, el billete de vuelta.

Escrito por Zol a las Noviembre 8, 2003 03:40 PM

Trackback Pings

TrackBack URL para esta entrada:
http://www.error500.net/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/458

Comentarios

Escribe un comentario




¿Recordarme?

(you may use HTML tags for style)