Mayo 04, 2006

Composición

Desdibujando los fracasos y los caminos abandonados. Dulcificamos sinsabores, aumentamos ingenuas victorias, únicas que otorgan mímima credibilidad al lienzo. Al fondo, eclipasado por todas las figuras que amontonamos en primer plano, se dibuja el paisaje de quien quisimos ser, de aquello que elegimos. Pero, vehementes directores de escena, insistimos en un fresco de tibia felicidad; una estampa que transmita que lo que somos, lo que conseguimos, se debe a la lógica necesaria de la vida, al imperioso mandato de la experiencia que nos enseñó todo.

Muchas veces - casi siempre - al admirar la composición, respiramos aliviados. Domesticado el ojo, se obvian contrastes insanos, se soslayan paisajes lejanos que nos gritan cada vez menos. Es mejor así, nuestra incompetencia ante el arte es lo que nos salva de caer esquizofrénicos.

Escrito por Zol a las 10:21 PM | Comentarios (22)

Noviembre 07, 2004

La normalidad

Camuflada, invisible a los ojos, como el enemigo en la batalla, la normalidad ha conseguido rodearnos sin que pudiéramos hacer nada. Pero ahora ya no se puede soslayar, está aquí con su olor a día laborable, a ropa sucia tras una jornada de esclavitud y vacío. Es entonces cuando nos sabemos una pieza más en el engranaje, que se levanta y produce, la que se apaga como una cerilla que se consume. Intuyo que tras cada giro, tras cada nueva felicidad, la normalidad es capaz de aguardar su turno, sabedora de que podrá inundar de gris cada esquina del lienzo, triste y sabia anciana.

Escrito por Zol a las 10:26 PM | Comentarios (11) | TrackBack

Octubre 28, 2004

El mundo se está haciendo cada vez más pequeño

¿O tu no lo adviertes? ¿Acaso no ves como el mundo se está haciendo cada vez más pequeño, como el tamaño del universo va reduciéndose, como el número de planetas mengua sin cesar? Reducida, apocopada, la vida se puebla de especies estinguidas, de ausencias, de la terrible nostalgia de ella misma. En noches como esta uno quisiera emprender la reconquista de cuanto pobló este cosmos pero quizás ya es tarde. Y es que no quedan sino vestigios, cenizas, casi nada. Y a ellos nos aferrarnos con mezquindad, con el temor de un ejército en retirada, esclavos como juramos que nunca seríamos.

Escrito por Zol a las 08:27 PM | Comentarios (10) | TrackBack

Septiembre 24, 2004

Los demás

Los demás, hoy, son cansancio, grano que suma a la pesada carga. Los demás - no siempre, alguna vez - parecen dispuestos a distanciar la realidad del deseo, como si fuera imposible el ideal de la amistad y la fraternidad con algún ser cercano, extraña miopía sentimental. Los demás - a veces lo pienso, en días como este, derrotado y oscuro - habitan decididamente lejos, con sus ideas y pasiones, su impenetrable mirada y el silencio que le acompaña. Y va siendo hora de que lo vaya comprendiendo.

Escrito por Zol a las 07:41 PM | Comentarios (4) | TrackBack

Septiembre 18, 2004

Palabras con dueño

Existen palabras con dueño, términos que sin saberlo fueron secuestrados del mundo de las ideas por un nuevo señor. Expresiones a las que, ya sea por tenaz repetición o por una pronunciación singular y única, alguien anudó su rostro, su nombre, su persona. Algunas de esas voces estaban abandonadas a su suerte, rumbo a la muerte silenciosa que las condena a quedar fuera de vidas y de historias y tal vez sea por eso que cuando se presenta ante nosotros un usurpador, si en algún momento alguien intenta desatar aquel lazo pronunciando ante nosotros las palabras sagradas, no hace sino convocar a quien alguna vez, delante nuestra, las consagró para sí.


cajas

Palabras con dueña

Escrito por Zol a las 04:14 PM | Comentarios (5) | TrackBack

Agosto 30, 2004

La otra cara de la Luna

En la otra cara de la Luna, maldita expedición, no hay maravillas que descubrir ni se esconde la diosa fortuna, por más que el trovador la quisiera convocar. Detrás de la imagen y el símbolo, cerca, apenas unos kilómetros o unos meses más tarde, se manifiesta un rostro oscuro e inhóspito. Quedan allí vestigios de antiguas guerras, rastros que evocan la ruina que causaron mil batallas en un Edén hermoso y frágil. Sería ingenuo confiar en arrivar a un paraíso, a una tierra virgen de daños y desdichas, a otra mirada libre y sin miedo.

Luna

En el claro de la Luna, donde quise ir a jugar

Escrito por Zol a las 09:11 PM | Comentarios (8) | TrackBack

Julio 15, 2004

El inevitable miedo a los Viernes

Conocida es la imagen de los domingos por la tarde, pero pocos saben del desasosiego y la aprensión, del inevitable pavor a los viernes. Como existen fobias a los espacios abiertos, como hay certidumbres que acechan antes de saber su nombre, así se temen los viernes y el cosmos que abren ante nosotros. Y es de ese universo de quien se recela, de los silencios que lo habitarán, de las palabras que no quieren ser oídas y que no sabremos esquivar, de la anchura del tiempo, de este nuevo sol ante el que ya cabe sino ir desnudo y sin sombrilla.

Escrito por Zol a las 02:53 PM | Comentarios (8) | TrackBack

Mayo 18, 2004

Despertar de un sueño con tristeza

Hace algún tiempo, tres chicos en un deportivo rompían la ciudad, estampida de ruido y violencia; en la radio un cronista se esforzaba por divertir con infeliz patetismo, afanado en trocar en aún más irrisorias las andanzas de los nuevos héroes; sobre la mesilla, el reloj, con su tic-tac presentuoso y consentido, exhibía el insospechado poder que ejerce. Todo eso sucedía cuando desperté de un sueño con tristeza.

Nunca nadie creemos que otro - ya sea hermano o pariente lejano - comprenda el alcance de la experiencia, lo especial de la situación. Siempre, en esos desvelos, nos resumimos como únicos y singulares habitantes de una isla olvidada. Pero, si esta noche despiertas de tu sueño, has de saber que será la misma violencia la que sangre tus oídos y los míos, la misma estupidez pueril la que nos intente ganar, las mismas dictaduras, las mismas esclavitudes que querrán hacerse invisibles a nuestros ojos. Tendrás razón, si Morfeo te expulsa de su reino, en estar triste...

Escrito por Zol a las 02:32 PM | Comentarios (8) | TrackBack

Abril 01, 2004

Las vidas

Las vidas que se perdieron, las deseadas, aquellas que buscamos y la mala ventura desterró de nuestro destino, las recordamos cuando se nos presenta un destello del tiempo en que las soñamos. A las que no quisimos, unas que odiamos lo suficiente para sortear su carga, otras que se perdieron por la vacilación y la suspicacia, no hay que convocarlas, se cruzan como trenes en el metro, incomunicados e inaccesibles por mucho que apriete el deseo.

Será por eso que a las vidas que se atraviesan, rara especie en extinción, hay que amarlas cuando nacen, abrazar su deseo de ocuparlo todo. Quizás porque quedan pocas alienaciones que merezca la pena acoger, que valgan siquiera la mitad de lo que se llevan, es tiempo militar en el ecologismo de los colores en este día gris.


Gracias C.

Amarlo cuando nace.

Escrito por Zol a las 03:33 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Marzo 25, 2004

Carta de otro tiempo

Llegó una carta escrita desde el pasado. No, no se trata de una misiva perdida en alguna oscura oficina de correos y que tras mil vericuetos alcanzó su destino. No es esta una historia del trágico retraso, ni de la fatal casualidad. Sólo son dos folios firmados por alguien que habita en el tiempo que fue hace años, para quien el mundo se detuvo de una forma mágica y perfecta.

Porque hay quien mora en nuestro pasado, no nos siguió en el desvío ni buscó, como nosotros, una luna en el día que decidimos que ya no había Sol. No supo de nuestras tristes certezas, ni de aquellas nuevas alegrías, tan secretas que hay una parte de nosotros que aún no las conoce.

No comprende y espera una respuesta, quizás el también, para sentirse querido. Sería estéril explicarle. Con los años nuestro lenguaje, nosotros, hasta nuestro nombre cambia. Y, como ya supo el poeta, mi nombre es mi ser y no soy sino mi nombre.

Escrito por Zol a las 02:21 PM | Comentarios (2) | TrackBack

Marzo 18, 2004

Oración estéril

En sus manos, sin conocer la regla que le guía o sí acaso es el capricho ciego su consejero. Atrapado, como el niño descubierto en falta, sometido al chantaje que llenará su mundo de culpa y falsificación, comienzo de un nuevo juego en el que siempre ganan los mismos.

Hay derrotas que le vencen a uno, hay muros en el camino que, sólo con encontrarlos, suscitan cansancio y desaliento, abortando hasta el natural deseo de empezar una nueva senda. Hay vicios, debilidades, costumbres que creímos extinguidas hace años, iluso niño que aún no aprendió a ganar.





Mañana otro día.

Escrito por Zol a las 03:43 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Marzo 03, 2004

Evaluación

Se avecina un tiempo de inspección, de riguroso análisis, peritaje insobornable y concienzudo. Se tasarán algunas fechas de caducidad (de cuya existencia siempre se sospecha, como se temen las pérdidas y los jurados), se auditará cierta miopía, que se presume puede ser intencionada. En la estimación habrá interferencias, porque nadie, ni el juez más honesto, es libre de influencias y vestigios del pasado, de obsesiones que dirijan el entendimiento y sojuzguen la paz que tanto ha costado construir.

Quizás nada de eso ocurra y sean días en que sigamos viendo el tiempo pasar, convencidos como estamos de que todo va bien, sin tener prueba alguna de ello.

Escrito por Zol a las 03:12 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Febrero 26, 2004

Todos lo sabían

El declive, la gradual falsificación de la la sociedad perfecta que durante un tiempo alcanzamos, la extinción de lazos, ya estaba dibujados en el rostro anciano que me saluda cada mañana, en su cansada manera, solitaria, inapetente. El poder de las pequeñas soberbias y de la estúpida tendencia natural no ya a matar al padre, sino a toda la tribu, ya se intuía en ella, que con su mirada profetizaba como quien había vivido a otra velocidad.

El abandono, las torres de marfil rodeadas de espino, historias que se truncaron, búsquedas de algo que no existe, desencanto que al fin se alcanza. Todo ello, ya estaba en ellos, en su querer atarte, en su vampirismo emocional que necesita convertirte en uno más, en esa irritación y desconfianzas contagiosas, mortales.

Y uno, que no será nunca quien quiso ser, discierne que no puede desaprovechar las oportunidades que se presentan de tener una relación auténticamente humana, protegiendo los últimos territorios vírgenes a sus contratos y cálculos, inversiones emocionales y confluencia de intereses, especuladores que invierten la propia vida a plazo fijo.




Mientras la verja esté abierta.

Escrito por Zol a las 04:03 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Febrero 24, 2004

¿Quedará?

¿sobrevivirán el paso lento del tiempo, el perderse sólo, el abandonarse sin precio al reino de las letras y el ensueño? ¿quedará algo de esta edad en que aún hipnotiza la respiración que duerme al lado, en que todavía encadena la sorpresa de una caricia nueva, la búsqueda primitiva y sagrada?

¿dónde pondremos todo eso en la estación de la hipoteca y la condena perpetua? ¿subsistirán a este carácter que se agria, a esta vida que se empeña en transfigurar cada alma en un balance, a esta era de mezquinos que contagia su resentimiento?

O quizás el tren ya llegó a su destino y estas palabras no son sino lacónicas escapadas, necesarias para vivir como el aire que respiras.





Como quien quiso vivir en un mundo construido de letras y deseos

Escrito por Zol a las 03:50 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Febrero 20, 2004

La inevitable tensión que se desencadena (II)

Tiene algo de inaccesible la belleza de esta ciudad. Las luces, la noche, el olor a mar, su paisaje, todo en ella invita a contener, a demorar los encuentros, a tranquilizar el paso para no romper el hechizo y la imagen. Pero alardea de no ser una ciudad literata, de que en ella los personajes y el escenario sufren de cierta imposición mal avenida, como si fuese un matrimonio de conveniencia, como si al cabo del tiempo alguno de los dos hubiese tenido que rendirse y claudicar, conformarse, sabedor de que el objeto de deseo se resuelve inalcanzable, que el destino sólo le ofrece un sucedáneo consolador.

Y es que hoy en la ciudad todo era follón y multitudes, trajín artificial de disfraces y confetis, clonación de tradiciones para una humanidad mortalmente aburrida. Mientras, la metrópoli aprovechaba la primera noche con aires de primavera para compensar por sus habitantes a los que, extraviados, juegan a quitarse y ponerse la careta, extraño teatro de cicatrices y alegrías.

Escrito por Zol a las 03:22 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Febrero 15, 2004

La inevitable tensión que se desencadena

La tendencia natural, en contra de lo que - ingenuos - creemos al principio, es hacia el desastre y la ruptura, la destrucción y la muerte. Insistimos, soñadores, en volver a construir aunque sabemos de ciclones y maremotos, de tempestades y plagas que dejaron las ruinas que hoy nos sirven de cimiento. Inocentes, nos creemos a salvo cuando llega el otoño y habitamos un tiempo templado y previsible sin alcanzar a comprender que la erosión - no tan invisible como para no poder evitarla, no tan aborrecida como juraremos - es la antagonista patética de nuestras próximas derrotas.

Escrito por Zol a las 03:24 PM | Comentarios (2) | TrackBack

Febrero 08, 2004

Como en un cuadro de Richter

Como en un cuadro de Richter, la realidad que me describes queda detrás de tus trazos enérgicos y definitivos, oculta por esa otra verdad que construyes, mezcla de deseos y miedos, de pasado y erosión. No será igual que uno de sus paisajes, o de las amables estampas pop que tanto gustan, que un comercial inteligente sabría utilizar para vendernos una lavadora, una felicidad pasajera o una convicción fútil y vacía. Será un lienzo extraño, cuyo lenguaje sólo podrá ser descifrado por los iniciados en la moribunda religión que simbolizas. En estos tiempos en que las noches son mansas y los mezquinos reinan sobre la tierra, quisiera descifrar todas las claves para poder dormir a tu sombra.



Cuadro de Richter. Abstract Picture

Gerhard Richter. Abstract Picture

Escrito por Zol a las 02:22 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Enero 25, 2004

Las palabras

Algunas palabras están cavando una fosa, extraviando una devoción, desnudando mil vilezas. Ilusos, ingenuos, seguimos creyendo y nos empecinamos en que tenderán puentes, consagrarán alianzas, y que aquellas que nos dijeron, las que amarramos en el recuerdo, vinieron para quedarse. Pero vendrán otras voces que las transmutarán y nos convertirán en enemigos o quizás sólo se vayan, las perdamos y ya no nos quede nada de qué hablar. No tendrá arreglo, no, porque como ya supo el poeta, a veces las palabras no sirven, son palabras.

Escrito por Zol a las 03:33 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Enero 11, 2004

Brotan

Aparecen en toda historia. No las mencionan en aquellas que al final son contadas, las épicas y emocionantes, las llamadas a circular de boca en boca, a ser consumidas por miles de ánimos inquietos, las que tienen por vocación turbarnos, asombrarnos. Pero siempre - ya hablemos de un grupo de amigos, una familia o una historia de dos - brotan las pequeñas venganzas, los agravios y las ofensas que, dolidos, no dejamos pasar. Pueden comenzar - siempre hay un primer ofendido - por una nimiedad, por la nada, por una llamada olvidada, un gesto extraviado, un malentendido, cualquier pequeñez. Pero enseguida crece la bola de nieve, hasta llegar a configurar, a trastocar, a convertirse en la clave con la que interpretaremos cada fruslería, cada llamada, cada gesto encontrado.

Es entonces cuando - ya hablemos de un grupo de amigos, una familia o una historia de dos - perdemos y nos quedamos solos, errantes condenados, obligados a buscar con quién sustituir a nuestra preciada pérdida.

Escrito por Zol a las 12:58 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Diciembre 16, 2003

Por los días

Por aquellos en que salieron mariposas de la caja de Pandora, por aquél en que Caín se olvidó de Abel. Por aquella vez en que Ulises encontró el camino, por la noche en que acertamos las palabras, por todas las demás en que no hicieron falta. Por el tiempo en que da vértigo quedarse parado, por cuando sabemos que no vas a volverte sal, aunque el pasado insista en fijar en ti su mirada, soberbio que no comprende felicidades. Por las cartas que obtienen su respuesta y los labios que las firman, por las mañana que no amanecemos en una cama vacía. Por las alegrías que no se esperan y por las que se buscan toda la vida, por las noches cómplices, por quién no lleva reloj cuando camina a tu lado y, a veces, sonríe para corresponderte.

Escrito por Zol a las 03:48 PM | Comentarios (1) | TrackBack

Diciembre 10, 2003

Me mintió la mujer del tiempo

Con voz segura y mirada fija me anunció una temporada en la que nacería un nuevo Sol radiante e inexpugnable, pero al sentir las primeras lluvias, apenas unas gotas tan sólo, se descubre la farsa. Un tiempo estable en el que confiarse, predijo mientras yo me dejaba convencer, deseando como estaba salir de viaje, emigrar a lo desconocido, acogerme a su promesa. Pero era un fraude, una artimaña, invención para un confiado, ingenuo que no alcanza a comprender el perpetuo baile de estaciones ni lo efímero de lo que habita en los corazones, ni las verdades provisionales de algunas féminas.

No habrá edad luminosa que se perpetúe, ni época cálida y radiante que nos salve, como no faltaran mujeres del tiempo que con voz segura y mirada fija nos seduzcan y conquisten, desacierto fatal, consiguiendo alejarnos de quien en la tormenta era refugio y calor, mano que tirita y sostiene.


Mujer en la orilla

Volver a encontrarnos en alguna orilla.

Escrito por Zol a las 03:37 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 30, 2003

El cuerpo, los años, ya sabes

O deberías saber. Porque ya no es la época aquella de cerrar los bares, de la omnipresencia en la noche, en salidas, fiestas, encuentros, edad que se transfigura sin que uno lo advierta. Creyendo que es uno quien la jubila, deja de encomendarse a Dionisos, rechaza el juego de la noche y la sensualidad, el embotamiento de los sentidos, el viaje de ida y vuelta a la realidad que producen ciertas bebidas. Renuncia, ya supo Miller que no existe justicia para acordar el precio, a ciertas camaraderías, rituales de la amistad que delatan las ausencias mucho más que cualquier culto de otras religiones y que acercan bienaventuranzas efímeras y voluptuosas.
Pretende uno ser el guía consciente de la propia vida, cuando ya supo el sabio que la mente no es más que un juguete del cuerpo, y este, hoy, mandó parar. Habrá que ingeniar algo para seducirlo y poder hacer, de vez en cuando, algún viaje en el tiempo.

Jack Daniel´s

Escrito por Zol a las 02:47 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 27, 2003

Diálogo a tres voces

Antes la voz cercana, con su risa de afecto - aún libre de la obligación de herir - con su necesidad telefónica, con la tensión entre el deseo y las reglas que todos, en cada momento, construimos y otorgamos y con las que queremos atar y atarnos. Después, casi enseguida, casi en un susurro, la segunda voz, con ese maldito tono de tener la cabeza en otra parte, como si el oído al otro lado perteneciese ya a otra realidad, a otro tiempo, en que fue preferido y, justo por eso, conviene desvincularse, como quien pasa la penúltima página de un libro querido y hermoso.

Se entremezclan las voces, se confunden los actores entre el cansancio y los días que pasan como si todo diese igual.





Voces que oigo hasta en sueños.

Escrito por Zol a las 02:36 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 25, 2003

Conviene no olvidar

...que todos los expertos saben y conocen la ley por la cual los cuerpos tras tocarse se alejan y, extraño postulado, pueden llegar a una distancia tal que nos dejen la incertidumbre sobre si volverán a acercarse. Además, la tradición sabe de la costumbre imperante en el reino vegetal según la cual las plantas que crecen juntas, en contra de lo que podríamos esperar, se niegan a echar raíces ligadas, engendrando espinos para dañar, cada una, a su vecina. Deberías saber que el ruido de esta ciudad, a veces, embota el entendimiento, que el aire esta viciado de locura y de desesperación, que todos los congresos de médicos del mundo reunidos - sólos, sin pareja - tampoco aciertan a extirpar el desdichado tumor.

Agoniza el año, cada vez es más invierno, y hoy no todos los segundos tenían un nombre.

Carta tras la celda

Cartas que me dijesen...

Escrito por Zol a las 02:24 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Noviembre 06, 2003

Temas pendientes

Me queda encontrar alguien con quien compartir el libro que me ocupa - se siento uno sólo con esta experiencia quijotesca que nadie quiere escuchar - y es que es lo vulgar lo que convoca a la masa, fugitiva del aislamiento. Aún debo rescatar del olvido a algún amigo de otros tiempos, porque es peor cuando uno es la pérdida y es la lealtad del otro la malgastada. Tengo pendiente - asignatura suspendida en Junio, ironía para el niño bien - saber de Kamala, aunque su recuerdo acierta a encontrarte a tiempo y a destiempo. Aún está por venir un final de algo, fecha de caducidad sin descifrar, un choque trenes, o quizás, un cambio de ruta a no sabemos dónde.

Ojos claros. Marck Tucker

Mirar adelante...

Escrito por Zol a las 03:58 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Octubre 16, 2003

Fácil

Es fácil sentirse único cuando, vacíos e indeferentes, los enemigos se dispersan cada uno a su guerra, tan íntima, que no es sino la única forma de paz que los adultos cobardes comprenden. Descubrir que el sometido y el moribundo escudriñan tu corazón para herir, para morir matando quizás, es tan sencillo como contemplar las llagas que resultaron de nuestro duelo. Y saber - nada más obvio - que lo necio y lo presuntuoso habita en los que tienen voz en este mundo, como si lo mediocre se redimiese convenciendo a otros de su virtud.
Lo difícil es discernir qué callar y qué decir, aunque los piratas ya supieron que el equilibrio es imposible.

Escrito por Zol a las 03:17 PM | Comentarios (0) | TrackBack

Septiembre 07, 2003

Los dos caminos

Siempre están los dos. Uno es el camino de ida, en el que se proyectan las ilusiones y los deseos, trayecto de lo que podría ser, espera y anhelo. El otro es la senda de regreso, porque siempre se torna a quienes somos y a la realidad, vía crucis de asunciones y penitencia por soñar lo que no era nuestro destino.
Sólo que, alguna vez, he creído que ambos viajes se confundían. Como si fuese imposible discernir si ya no sueño o si la realidad - por fin, alguna vez - me regala un pedazo de paraíso terrenal. No sé, no sé, será que me confundo, será que estoy aún entre elucubraciones y, agazapado, aguarda un golpe de realidad resuelto a obligarme a emprender la marcha de regreso...




Hopper siempre está al final del camino de vuelta

Escrito por Zol a las 06:52 PM | Comentarios (15)

Septiembre 04, 2003

Siempre

Un antiguo amigo solía ironizar sobre el paraíso y el infierno preguntado: "pero la eternidad, ¿no es mucho tiempo?". Tras ello quedaba invariablemente alegre, divertido de mi incapacidad para rebatirle o retomar la dialéctica que nos había llevado a aquel punto. Yo me prometía a mi mismo que encontraría la respuesta, voltearía la situación y conseguiría un argumento que salvase la eternidad de caer en contradicción - éramos unos chavales - y evitase que la fugacidad nos convirtiera a un existencialismo descreído.

Por eso cuando alguien me habla de lo que va a durar siempre, quedo mudo y perplejo. Convertido en mi opuesto, sospecho dejar sin respuesta si intento excrutar los convencimientos ajenos, temiendo que sean tan endebles como antaño fueron los míos, miedo infantil de un existencialista descreído.



El samana en la ciudad.

Escrito por Zol a las 08:56 PM | Comentarios (12)

Julio 22, 2003

Verdades aproximadas

Las verdades aproximadas conocen el tiempo, envejecen, y como el árbol que daba sombra en mi puerta se marchitan dejando sólo vacío en el lugar que ocuparon. Conforme se alejan de su proclamación se desnudan como la adolescente que descubre la concupiscencia, lenta pero inexorablemente. No saben de culpa - siempre supieron que su convencimiento era provisional - ¿cómo iban a perdurar, quién iba a permancer en ellas?. Olvidando los detalles precisos consiguen conducirnos, hipérboles de nuestros deseos, domesticada huida hacia delante.

Escrito por Zol a las 11:44 AM | Comentarios (0) | TrackBack